jueves, 27 de enero de 2011

La Mente como una Corporación

Al observar cómo existimos dentro de nuestra mente siendo realemente honestos con nosotros mismos, entendemos entonces cómo es que hemos creado nuestra propia trampa al diseñar este mundo como calca de nuestra mente, de sus funcionamientos y ‘principios’ existentes – es mentira entonces creer que ‘El Sistema nos ha hecho así’ porque es en sí totalmente lo opuesto.

Nosotros como seres humanos en este supuesto proceso de ‘evolución’ – que ha sido totalmente preprogramado, puesto y dirigido como marionetas en un teatro giñol con vestuario, personajes y trama incluida– hemos sido los totales co-creadores de cuanto existe aquí.
El no reconocer este simple punto es lo que lleva a tal ‘disidencia social’ que tiene como punto de partida una lucha y conflicto interno que muchas personas se crean dentro de sí mismas como ‘víctimas del sistema’ – totalmente disociadas de ver el sentido común que es entender que nosotros hemos aceptado nuestra mente ‘como es’ y por ende hemos aceptado este sistema ‘como es’ sin proponer una solución real y aplicable que comienza dentro de nosotros mismos.

Ahora, la ‘corporación’ hasta la palabra lo indica  - nuestro cuerpo externalizado como un mecanismo funcional dentro del actual sistema de dinero que funciona con base a el propósito de crear ganancia/beneficio propio dentro de un mercado con unas reglas similares al sistema de valoración que tenemos dentrod e nosotros mismos entre más y menos y que nos lleva por ende a esa re-creación de nuestros más arraigados deseos de ‘poder’, de ‘tenerlo todo’, de ‘ser lo mejor’, de ‘ser rico’ externándolos en organismos que terminan por engullir nuestros deseos internos, creándonos necesidades ficticias y finalmente existiendo como la serpiente que se muerde la cola a sí misma – ese es el actual sistema capitalista, el sistema que representa la externalización de nuestra propia mente.
‘Entre más tengas, mejor vida tienes’
Es el credo y primer estatuto promovido en esta sociedad.

Esto es tal vez algo que no querías leer – pero es la realidad como es – por ello enfatizamos que el cambiar la realidad implicará cambiar uno mismo y que cualquier otra solución será inevitablemente falible por no estar fundamentada en un cambio individual/interno primero para entender por qué rayos estamos como estamos como país, como mundo y humanidad – todo comienza por la cabeza de uno.

Por lo tanto ‘culpar’ como tal a las corporaciones queda en un simple acto de rebeldía – todos aquellos que opinen que ‘el dinero debe dejar de existir’ no han todavía considerado la magnitud de cuan intrínseco el dinero existe en la totalidad del sistema como parte del diseño que hemos creado y perpetuado a través de tanto tiempo.

El problema ha sido ponerle ‘valor en sí’ al dinero y por lo tanto crear nuestro propio ‘mandatario’ que no es un gobernante, no es un dictador sino es el dinero como la deuda que impone ‘poder’ – así es de alucinógeno el concepto de dinero y por ello vemos que el sentido común es simplemente cambiar el sistema monetario -

Las reglas ‘indiscriminadas’ por las cual se rige una corporación no son distintas a las formas en la que cada uno individualmente hemos aceptado existir con respecto a otros seres humanos – no es distinto a ese deseo individual de poder proyectado en una visón y misión de una corporación – es en estos aparentemente obvios detalles que el tejido de la existencia se revela como nuestra propia ‘naturaleza humana’ hecha sistema y estructcura social y económica.

Esto obviamente, tiene que parar -  dinero como la vida es quitarle el supuesto valor ‘de sí  mismo’ al dinero que no es más que otro sistema de creencia al cual hemos abdicado nuestro poder.

Y este cambio hacia la igualdad comienza por uno mismo

http://www.desteni.co.za
http://www.equalmoney.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis