sábado, 24 de septiembre de 2011

Perdonarse a Uno Mismo

Perdonarse a Uno Mismo es la única forma de tomar responsabilidad por todo aquello que hemos negado y hecho a un lado en la desconsideración de ser nosotros nuestro propio creador - es la única forma en la que podemos generarnos una hoja en blanco donde enfrentemos lo que está hecho, porque esta es la última y nos vamos - porque no habrá un 'más allá' en el cual arrepentirse o gozar - todo está Aquí, y aquí es lo que soy y lo que veo/entiendo es mi responsabilidad en todos los aspectos.

Respiro para no perpetuar ya pensamientos innecesarios que ahoguen más una experiencia que no me he permitido sanar por mí mismo mediante vivir mis propias palabras, palabras que me permitan Vivir y no seguir muriendo como experiencia mental.
No somos una experiencia, pero nos hemos disminuido como tales al dar cabida a pensar, a sentir, a pretender 'amar' en nuestra propia fragilidad de pensamiento. Esto tiene que parar, únicamente es en la aceptación de mi total negligencia a vivir que acepto las consecuencias de mis acciones, de darle la espalda a la vida y me enfrento a cuanto tenga que vivir para finalmente darme cuenta del daño que he aceptado y permitido hacia mí mismo y por ende hacia otros en la desconsideración de que somos en realidad uno e igual.
Hasta aquí y no más  - no más delegar mi responsabilidad y 'olvidarme' de que todo cuanto haga, diga y piense lo enfrentaré, como creador y creado, dándome cuenta que soy el resultado de cada palabra, cada pensamiento y cada acción que he llevado a cabo como 'quien soy', como 'mi vida' en desconsideración de la vida que soy en realidad en cada respiro donde no hay experiencia, donde no hay odio, donde no hay resentimiento, donde no hay un pasado ni un futuro.
Estoy aquí y aquí me enfrento - es ahora o nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis