martes, 1 de noviembre de 2011

Conflicto en el Proceso

 

Hay un proceso o un momento en el cual los intereses ‘personales’ parecieran estar en constante colisión con el interés de lo que es mejor para todos. Cuando esto sucede la sugerencia es primero observar y escribir cómo es que hemos definido tales ‘intereses personales’ en separación de nosotros mismos es decir, qué es lo que nos atrae de ‘ello’, qué experiencia nos genera como sentimientos o emociones y cómo nos hemos definido con respecto a ese interés personal.

Un ejemplo es mi interés personal por el arte/música. En un periodo inicial pasé por una flagelación auto-impuesta de ‘dejar de escuchar música, dejar de pintar/dibujar y tomar fotos’ literalmente ahora vemos que no es necesario llegar a tales extremos, sin embargo fue parte de mi proceso de observar ‘quién soy’ sin estar constantemente existiendo en tales actividades sobre las cuales había basado mi vida/ ‘quien soy’ y ‘lo que hago’. Este periodo sirvió también para enfocarme a escribir entonces sobre cómo es que me había definido en relación a cada uno de estos puntos: la gente, los lugares, las experiencias es decir todo aquello ligado a cierto punto como definición de ‘quien soy’.

Una vez que hemos escrito esto en detalle al volverlo a leer podremos ir viendo los puntos de perdón a uno mismo que sea necesario aplicar para poder entender que somos los creadores de toda experiencia a nivel mental – tanto ‘positiva’ como ‘negativa’ y de ahí ver si es que tal punto de ‘interés propio’ pueda seguirlo aplicando como parte de mí misma, de mi expresión o sea algo que definitivamente esté y permanezca en colisión con lo que es mejor para todos. Ejemplo es s i mi interés propio fuera ir de caza de animales por diversión obviamente estaría en oposición a lo que es mejor para todos – lo mismo si mi interés propio fuera ir a tomar alcohol o tomar drogas cada fin de semana. En esto es entonces ver qué es la honestidad como uno mismo como aquello que no esté en contraposición del interés común, del bien común como lo que es mejor para todos.

Si mi interés personal puedo seguirlo aplicando con su debido proceso de corrección de no crearlo o enaltecerlo como algo ‘superior’ o algo que me ‘encanta’ y de lo cual creo una experiencia extática - entonces lo sigo viviendo/ aplicando y lo dirijo como uno e igual como parte de todo el proceso en el cual soy consciente y tomo responsabilidad de cuanto hago/ digo y dirijo en mi realidad.

Esto es posible y totalmente necesario ya que obviamente se trata de vivir, de ver quienes somos dentro de lo que hacemos y una vez que paramos esa definición ‘específica’ de quienes somos ligado a cierta experiencia o idea de nosotros con respecto a algún ‘interés propio’, nos es posible y será posible hacer todo aquello que sea necesario hacer por igual, sin añadirle ya alguna experiencia mental / carga energética – emoción/ sentimiento. De ahí lo que existirá será únicamente el movernos, dirigirnos a nosotros mismos con base al simple principio del sentido común = lo que es mejor para todos – sin crear conflictos de ‘intereses’ ya que ns habremos alineado a tales principios.

De esta manera, el conflicto con ‘aplicarnos en el proceso’ se disuelve ya que no existirá tal cosa como ‘el proceso’ y ‘mi vida’ por separado – no. El proceso es uno e igual a lo que ahora caminamos como nuestra vida y como tal no es generar experiencia como ‘conflicto de intereses’ puesto que nos daremos cuenta que todo aquello que considerábamos como ‘interés propio’ puede ser interés común a todos como iguales si es que estamos actuando y viviendo con base al sentido común.

Por ende, automáticamente y casi por default, todo aquello que se oponga, que disminuya, que limite y que genere algún conflicto con respecto a y tomando en consideración el Sentido Común, será entonces corregido y parado respectivamente por cada uno de nosotros como parte del proceso de responsabilidad como uno mismo.

Cada vez que nos veamos en esta situación de conflicto de intereses entonces tomamos papel y pluma y/o teclado y monitor para ver qué es aquello que está existiendo como conflicto, dónde está aquello que ‘no quiero dejar ir’ y de qué manera se opone a mi propio proceso de toma de responsabilidad – tal vez veamos que sea únicamente la creación de cierta reacción emocional/ energética al por ejemplo practicar algún deporte o estar en compañía de otras personas. En esto vemos que el corregirlo no implica ‘dejar de hacer deporte’ o ‘dejar de ver a las personas’ sino ver cómo es que me es posible apoyarme y asistirme en tales momentos para parar mi experiencia autogenerada dentro de la mente y continuar expresando y viviendo en lo físico totalmente. Es aquí como siempre y en todo momento que el estar en el respiro de vida nos permite estar conscientes de que somos nosotros mismos los que generamos tal ‘interés propio’ al convertir de las actividades físicas y cotidianas una experiencia mental al traducirla en emociones, sentimientos, detonadores de memorias y demás sarta de imágenes de otras personas, de nuestro pasado y un largo etcétera.

Es posible entonces seguir caminando y viviendo ‘nuestra vida’ únicamente siendo consciente de parar tal vida de ser una experiencia mental y enfocarnos a vivirla físicamente – asegurándonos de que ‘el punto del proceso’ seamos nosotros mismos en el reconocimiento de tal igualdad como la vida – nada ni nadie más. Esto requerirá disciplina para parar esa búsqueda de satisfacción, de entretenimiento y de ‘dispersión’ a la que hemos estado tan acostumbrados en este mundo que ha sido basado en la venta de entretenimiento como parte de mantener al ser humano perfectamente controlado por sus propios deseos.

Es tiempo de parar esta cadena de auto-esclavitud mental y comenzar a liberarnos de los conflictos autogenerados por la contraposición de intereses que se yerguen como parte de una personalidad que debe ser corregida y alineada para ser un ser humano que viva, piense y actúe en pro del bien común, de lo que es mejor para todos como iguales.

 

Foro en Español 

“No le des la espalda a la vida” 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis