miércoles, 9 de noviembre de 2011

Igualdad NO es Comunismo

Desgraciadamente lo que ha sucedido ahora es que la sociedad y la gente ha ligado el concepto de ‘comunismo’ con igualdad y su vez, con toda clase de atrocidades, escases y condiciones deplorables de vida que no son más que una fábrica de imágenes generada por los medios de comunicación, específicamente de la facción actualmente ‘ganadora’ y plenamente capitalista para que así, las personas nunca estuvieran cuestionando el sistema ni se atrevieran a retarlo o siquiera pensar en la posibilidad de que existiera algo totalmente putrefacto en sistema de ganancia, de ganadores y perdedores, de ricos y pobres como lo es el actual capitalismo ‘feroz’ que ha sido implementado y aceptado por todos nosotros por igual.

Es el mismo sistema que educa a ciertas personas a ocupar los lugares ‘privilegiados’ para mantener únicamente a unos cuantos asociados/ familias en el poder y perpetuar un sistema caduco en pie. No hay más. Sin embargo todo es disfrazado de un mundo de ‘libertad’ y ‘libre albedrío’ sin revelar que tal creación de ‘libertad’ únicamente es posible si existe dinero en la cartera para generarse tales ‘libertades’ sin importar qué o quién esté siendo abusado a costa de esto.

Volviendo al ‘miedo rojo’ como miedo al comunismo ligado a la palabra Igualdad.

El comunismo fue un sistema basado en la eterna lucha de clases enfocado principalmente en una crítica a los sistemas de producción en la era de la revolución industrial y su efecto sobre la sociedad como el punto de generación de la famosa ‘lucha de clases’ entre el proletariado y la ‘burguesía’, que no son más que otros nombres para designar a la relación primaria de esclavo – amo implantada desde tiempos Egipcios, esto es considerando lo que la “historia” nos marca.

Marx explicó las relaciones de cómo es que la acumulación de capital genera riqueza y por ende genera disparidad a través del siguiente mecanismo. Para esto usemos el ejemplo clásico de la fábrica. Las personas que han generado capital lo invierten en puntos que puedan asegurar que tal inversión sea retribuida a largo plazo, además de obviamente sobrepasarla generando la llamada ‘plusvalía’. De esta manera, las personas con capital deciden invertir en los medios de producción como maquinaria que servirá para la producción/manufacturación de ciertos productos. Ahora requerirán de ponerlas en funcionamiento para generar productos que podrán ser vendidos a un costo mayor del de producción real –esto es considerando el precio de los medios de producción y la fuerza de trabajo que es obviamente, el trabajo generado por aquellas personas que están en condiciones únicamente de ‘aspirar’ a tener tal trabajo de manufactura sin tener el capital para ellos también ser ‘dueños’ de medios de producción y generar sus propias industrias.

Los dueños de los medios de producción – la gente con capital que lo invierte con la premisa de saber que recuperarán y superarán tal inversión con la ganancia/plusvalía en producción –están asegurados por su propio dinero desde el punto de partida de que ellos son los que siempre ganarán, puesto que únicamente por el hecho de tener ‘más dinero’ han podido tener los medios que aseguran la producción que generará plusvalía = capital acumulado a través de las ventas después de cubrir los gastos de producción – y de esta manera asegurarse como personas en el poder, perpetuando la incapacidad de personas trabajando como puntos de ‘Fuerza de Trabajo’ que nunca puedan igualar el estado de aquellos con el capital, subyugándose y viéndose forzados a utilizar las oportunidades de trabajo existentes para pode sobrevivir en un sistema donde el dinero determina quién vive y quién muere.

Recordemos entonces que la ganancia es generada cuando se cobra deliberadamente más para tener más dinero. Así de sencillo, sí – el punto no está en entender la ganancia y cómo se genera, sino ver cómo es que hemos aceptado este mecanismo como ‘naturaleza’ del sistema.

Por tanto lo que fue presentado por Marx como una subversión de la clase proletaria en contra de la burguesía por la acumulación de capital, representó una contracorriente dentro de los mismos parámetros existentes en dicho contexto es decir, no se propuso una reforma total en el sistema de dinero mismo.

Si observamos la realidad, en sí el socialismo o ‘intentos’ de comunismo que hemos visto en el mundo no han sido más que versiones rojas de un capitalismo de pobreza y limitación. En realidad esto es lo que ahora genera tal miedo y prejuicio en las personas al leer la palabra ‘Igualdad’ simplemente porque Marx y demás teorías comunistas proponen que ‘el poder’ sea delegado a ‘el pueblo’ para aparentemente desbancar a las personas en el poder – en sí fue basado en una lucha de clases, la constante guerra de desigualdad que aún estaba fundada sobre capitalismo.

Lo que escribieron Marx y Engels también estuvo basado en el capitalismo mismo es decir, el valor del dinero y el funcionamiento del sistema monetario NO cambió en sí, únicamente propusieron la igualdad de relaciones de producción lo cual, obviamente, estaba basado sobre la producción y capitalismo mismo; de esta manera considerando únicamente un aspecto del funcionamiento de la sociedad sin tomar en consideración que la existencia del dinero mismo como actual sistema ES lo que debe reformarse totalmente.

De esta manera, el comunismo ‘puro’ nunca ha sido una realidad vivida en el mundo - menos aún si es que únicamente unos cuantos países son los que lo han “implementado”. Es claro ver aquí cómo es que el comunismo no fue más que el ‘otro lado de la moneda’ del capitalismo, fundado en la misma creencia y sistema de valores que monetiza la realidad, haciendo a un lado la consideración de que el único valor que puede y debe existir en este mundo es la Igualdad como la Vida, como todo cuanto existe aquí.

A Marx desgraciadamente se le escapó tal punto tan básico de considerar. Por tanto, aún el ‘comunismo puro’ y del último estadio de acuerdo a las teorías, seguiría generando desigualdad si es que no todo el mundo fuera considerado en su implementación y si aún existiera un sistema de valores externo a la vida misma.

Cuando decimos ‘valor como la vida’ es la realización y entendimiento de algo muy básico y que no es nada nuevo puesto que ha estado enfrente de nuestras narices todo este tiempo: todo cuanto existe en esta realidad no puede ser realmente ‘propiedad privada’ de alguien, ni tampoco monetizado en una disparidad por la cual deba lucharse para obtener. Simplemente porque algo nace/surge de la tierra = es de la tierra y es el resultado de la conjunción de factores naturales los que han generado la vida en la Tierra, vida que nosotros utilizamos literalmente para continuar nuestra existencia. Aquí es donde es más fácil ver cómo es que únicamente a nivel mental creamos este punto de separación al buscar/ querer ‘más que el vecino’ y con ello, generar maneras de ‘ganar más’ para ‘tener más poder’ – toda una idea de ‘fuerza’ e ‘imposición’ sobre otro de acuerdo a un sistema de valores que si bien pudo comenzar como un chiste o un plan con alevosía y ventaja, se tornó en una ‘realidad’ y eventualmente en una religión que ahora es y sigue caminando como el sistema capitalista.

El monetizar la realidad en un sistema de deuda es obviamente y claramente una creación humana que asegurará que aquellos ‘creadores’ de tal deuda para solventar otras ‘deudas’ – léase bancos/ gobierno - permanezcan generando tales ‘soluciones a deudas’ con dinero que ha sido creado en esta simple creencia de poder poner un ‘valor’ a algo en esta realidad. Así de sencillo. Sin embargo, esto ha crecido y es aceptado a tal grado que hoy pareciera inamovible, olvidando por completo a través de las generaciones que nosotros aceptamos y permitimos tal implementación en cierto momento, mismo momento que hemos repetido aquí hasta el momento actual donde estamos siendo testigos de las consecuencias de no habernos cuestionado antes la realidad en la que vivimos.

El comunismo únicamente fue un nuevo set de poderes donde todos tuvieran ‘lo mínimo para vivir’ lo cual se tradujo en sistemas cerrados de arrogancia autosuficiente, aislados del resto del mundo, invirtiendo en puntos que elevarían el ego intelectual del hombre mas no generaran condiciones de vida dignas para todos los ciudadanos.

Un ejemplo claro y clave en esto es Cuba lo cual es algo tan retrógrada como la historia del hombre mismo. Sabemos que han generado ‘estupendos doctores’ y que tienen un ‘alto nivel cultural’ – pero de qué sirve si están sus habitantes siendo condicionados a vivir de lo que el sistema esté dispuesto a darles, sin tener real voz y voto sobre su gobierno, sin tener la capacidad de generar una simple propuesta como el cese de las barreras hacia el ‘mundo capitalista’ y entonces dejar a un lado tal ‘orgullo rojo’ y dar a sus habitantes la oportunidad de abrazar a un nuevo siglo con múltiples avances y mejoramientos para vivir mejor en la Tierra. Es obvio que aquí el “comunismo” no es lo que es mejor para todos, de otra forma no estarían las personas esperando a que lleguen los turistas para obtener dinero extra y poder comprar en tiendas exclusivas para turistas porque a ellos no se les da la oportunidad de tener una vida ‘moderna’ ni actualizada – qué clase de atrocidades entonces se aceptan en nombre de un ‘comunismo’ – inaceptable.

Podríamos hablar del comunismo de China que ha utilizado su condición previa de ‘comunismo’ para ahora entrar en el mundo ccapitalista como ‘bloque económico de poder’. Sin embargo, su ‘poder’ está basado en ser la mano de obra más barata que existe y por tanto realmente generando ganancias á la capitalismo donde cualquier consideración de unos a otros como iguales se ha diluido entre una aspiración desmedida a ‘igualar’ o más bien ‘desbancar’ al ‘rey del mundo’ como lo es el capitalismo por excelencia de Estados Unidos. Si vemos entonces todo esto no se ha tornado más que en un juego de poderes, de egos, de líderes políticos como Chavez y al ahora ya ‘retirado’ Fidel Castro, donde el comunismo es expuesto más como una nostalgia por un ideal nunca hecho realidad y es expuesto más bien por ese orgullo de un ideal, ponderando el valor de una ideología sin realmente ocuparse de la generación de vida óptima dentro de tales intentos de comunismo.

Así de sencillo, si el comunismo hubiese funcionado, no tendríamos actuales países como Rusia y China siendo parte de la contienda de supremacía en el mundo. Por lo tanto parafraseando a Bernard Poolman, el Ego del hombre destruirá al mundo y esto nos indica cómo es que es imperativo parar.

Desgraciadamente, de esta manera la idea de una comunidad de Igualdad es mal interpretada e inmediatamente catalogada en la mente como un punto ‘intocable’ y en su lugar es automáticamente rechazado para no cuestionar la realidad. Esto es entonces lo que hay que exponer para finalmente darnos cuenta de que ni el capitalismo ni el comunismo podrán generar o siquiera considerar la creación y la vivienda misma en un Mundo en Igualdad.

Por lo tanto el Sistema Igualitario Monetario no tiene relación alguna con los puntos clave de comunismo más que con la palabra misma como ‘común’/ comunidad que es relativo a lo que les es de igual conocimiento/consideración a todos. No es una ideología y teorización de la realidad con pasos estancados en un aparente futuro donde finalmente se realizará ‘el sueño del comunismo’ como una sociedad en igualdad. Esto no podrá suceder sin primero ecualizar el valor de todo cuanto existe en esta realidad, de ecualizar nuestro entendimiento sobre el punto de responsabilidad que recae en cada uno de nosotros sobre esta creación, el aceptar que la solución no está basada en ‘luchar contra otros’, sino basada en el entendimiento que es posible ser estudiado, caminado y aplicado individualmente donde yo como individuo me de cuenta cómo es que soy parte de la responsabilidad a tomar en este mundo por el simple hecho de pensar y aceptar creer que algo vale más que algo en el mundo.

Tan simple y sin embargo, indicando tan graves estadios de separacaión sin siquiera considerar que la vida no tiene por qué estar limitada por dinero, por ese sistema creado por nosotros mismos basado en una simple creencia como lo es el hecho de que algo pueda valer ‘más’ o ‘menos’ que cualquier otra cosa en este mundo. Todo ha sido una cadena de eventos que hemos asumido como ‘reales’ y he aquí el simple hecho a exponer como la falacia que es.

Es inevitable que todo tipo de separaciones como creencias y demás puntos de absoluta creación mental lleguen a su fin para enfocarnos a entender cómo cada uno de nosotros ha generado actualmente el sistema y entender o ver cuanto se ha publicado con respecto a las Preguntas Frecuentes del sistema igualitario monetario.

La Igualdad debe dejar de ser solamente un concepto.

Cualquier persona que ponga en tela de juicio la igualdad como la realidad de quienes/ lo que somos, sabremos una cosa: defenderá su ‘libre albedrío’ antes que estar dispuesto a vivir y trabajar en igualdad para crear un mundo realmente digno de la vida

Por tanto: Equal Money / Sistema de Igualdad de Dinero = No es Comunismo porque nuestra presentación estás basada en la consideración de todos como iguales como parte de un sistema donde requerimos poner a todos en un mismo en la misma línea de salida. No buscamos sobrevenir o desbancar a una élite o poder ya que entenemos que la eterna ‘lucha de clases’ ha prevalecido ante todo intento de revolución. No buscamos ‘devolver el poder a la gente’ sino más bien reconocer el poder que hemos delegado como responsabilidad individual a otros puntos de ‘poder’ externos a nosotros mismos, con esto desafanándonos de ocuparnos por igual de cuanto está aquí y tomar responsabilidad al respecto.

No buscamos dar a todos ‘lo mismo’ como apariencia, no. Se trata de reconocer un principio básico de vida de entender que todo cuanto existe en la Tierra es uno e igual y que nosotros como parte de ello, debemos actuar de la misma manera incondicional, por ende nuestro actual sistema caduco de valores especulativos debe cesar.

El ‘comunismo’ debe ser una palabra desprovista de toda carga histórica y entenderse simplemente como un proceso de dar a todos dentro de un idílico sistema enfocado en la capital y producción de los objetos. Así que esto es necesario revisitarlo para entender que lo que estamos proponiendo no había existido antes en la tierra y es tiempo de que todos nos levantemos en igualdad.

Si hay dudas, comentarios, la retroalimentación es bienvenida.

http://www.sistemaigualitariomonetario.wordpress.com

DSC08777

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis