domingo, 29 de enero de 2012

2012 Déjate Caer

Por la mañana prendí el radio mientras preparaba el desayuno y comenzó esta canción de ‘Los Tres’ que ciertamente marcó un momento en mi vida con apenas 8 años y participando en esta creencia sobre el ‘Fin del Mundo’ y comenzando a imaginar sobre el futuro y si es que llegaríamos a ver el fin en nuestra vida actual.

El título, las letras y el video generaron una impronta que asocié a todo ese ‘sentimiento’ de pensar qué pasaría si el mundo se accaba, qué haría con mi vida, tendría sentido vivir o no, tendría sentido seguir ‘esforzándome’ para ser ‘alguien’ tal como todo el sistema social lo indicaba – en este caso mi realidad se limitaba a tener buenas calificaciones en la escuela y mantener ese estatus como parte de la definición de ‘quien soy.’

 

Las letras se grabaron en mi conciencia tal cual en el que se habla de  un panorma de ‘muerte y destrucción’ de la vida en la Tierra. La canción en sí me pareció una joya en su momento y sé palabra a palabra, no tengo idea de cómo es que desde ese momento imprimí esta sensación de ‘desahucío’ como si ya no hubiera remedio.

 

Me perdono a mí misma el haberme permitido y aceptado generar una creencia alrededor de los versos ‘Déjate Caer’ como filosofía de vida desde la corta edad de 8 años pensando que el mundo acabaría y que no habría solución alguna parar los problemas que enfrentamos.

 

Me perdono a mí misma el haberme permitido y aceptado generar una empatía con todo aquello que generara y significara el fin del mundo, en parte porque sonaba interesante presenciar ‘el Fin’ de un mundo que en ese momento parecía estar lleno de problemas por todo aquello que escuchaba en las noticias día a día.

 

Me perdono a mi misma perimitirme y aceptar que ‘dejarse caer’ es la manera de enfrentar a un mundo en total colapso y crisis.

 

En ese momento, 1995, México atravesaba una crisis fatal del 94 cuando vivía en un limbo entre la realidad a la cual me afané con respecto a ver videos de música y ‘perderme’ en ese mundillo mientras en las noticias y demás notas del país, así como la realidad que vivía económicamente era una de estar constantemente ‘preocupados’ por dinero. Fascinante cómo es que estas situaciones aunadas a recibir una bonita canción con el mensaje de ‘dejarse caer’ que es lo mismo a ‘dejarlo ser’ y no tomar responsabilidad, se convirtieron en parte de una especie de ‘himno personal’ donde únicamente estaba esperanzada a un final a todo.

 

El no ver solución a este mundo y preferir el final de todo fue parte de los mecanismos de evasión que utilicé para aferrarme a crear un mundo intangible donde lo material no era considerado y más bien criticaba para no tener que enfrentar la ‘cruel realidad’ de la situación: yo soy igualmente partícipe y creadora de cuanto existe en este mundo, como es y como lo hemos perpetuado hasta ahora.

 

He caminado un proceso por estos últimos años, más conscientemente de este aspecto en este mes, sobre cómo es que yo al pensar que este mundo no tenía remedio, generé toda clase de creencias e ideologías donde mi total perspectiva al mundo era mas bien fatalista, deseando que todo pudiera tener un final y no tener que enfrentar ningún tipo de consecuencias ni eventual proceso de cambio. Para mí era la forma más ‘rápida’ de darle mate al sistema, al mundo. Por esta razón es que albergué creencias de fin del mundo, de 2012 y demás situaciones apocalípticas que virtualmente impregnaron mi trabajo visual, mis escritos, mi personalidad, mi todo que buscaba una clase de escape fácil al mundo.

 

Esto ha terminado desde hace ya unos años y ahora, con toda la gran turbulencia generada por el famoso 2012, estamos enfrentando nuevamente este tipo de letras y alusiones a un ‘fin del mundo’ que en algún momento me fascinó – debo decirlo hasta ahora es caminar un proceso de deslindarme de tal situación como algo que sea ‘parte de mi visión del mundo.’

 

Ciertamente estamos aquí parar parar el actual funcionamiento del mundo, parar un mundo de total abuso y discordia entre humanos porque es totalmente imposible continuar de esta manera. La solución tiene que ser implementada por nosotros mismos: generar un sistema de Vida en Igualdad donde la realidad humana deje de ser una de total desesperanza, desahucío y obfuscamiento ante una realidad que pareciera no tener fin.

El fin está dentro de cada uno de nosotros, parar de participar en todo tipo de fatalismos y negligencias a tomar responsabilidad y convertirnos en el punto de cambio que  queremos ver y ser en este mundo.

 

Visita DesteniEspanol para mayor apoyo y entendimiento sobre cómo hacerlo, así como el  Foro en Español 

 

Video ‘Déjate Caer’ porque aún así es una buena rola.

 


Colapso, 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis