viernes, 27 de abril de 2012

12. Victimización Suicida

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generarme una pesadumbre mental a través de la participación en emociones, sentimientos, pensamientos, creencias y backchat que me ha generado una experiencia que he definido como insoportable en mi vida, sin darme cuenta que yo he sido el total creador de tal experiencia como resultado de mi identificación con tales experiencias y pensamientos como ‘quien soy,’ sin darme cuenta de que lo que realmente soy existe aquí en la constancia y consistencia que existe en cada momento que respiro y que puedo dirigirme a mí mismo en consideración de la responsabilidad que implica estar aquí y coexistir dentro de un mismo organismo: uno mismo como la vida.

Por tanto, me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado dejarme llevar por una experiencia mental que únicamente la experimento ‘yo’ sin darme cuenta de que al estar existiendo únicamente como una experiencia, estoy enfocado en la definición de ‘quien soy’ como personalidad y ego que requiere de estar constantemente en oposición contra uno mismo para siempre desear ser más, ser mejor, ser ‘feliz’ sin darme cuenta que con ello he alimentado al mismo sistema de esclavitud el cual todos hemos aceptado y permitido por igual, al creer, pensar y definir nuestra experiencia como ‘negativa’ con lo cual buscamos la ‘positividad’ y así, mantener ele status quo de eterno conflicto interno que es el proceso necesario para mantener nuestra existencia como Sistemas de Conciencia de Mente, existiendo en la limitante total de uno mismo como una experiencia negativa, positiva, neutra al momento de identificar ‘quien soy’ como tales experiencias.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado acumular tales pensamientos, creencias, emociones como una pesadumbre mental de la cual he creído es posible parar y darle fin con mi propia muerte, sin darme cuenta de que lo único que puede llevarme a tal situación es el dejarme ofuscar por una experiencia que yo mismo he generado en total ignorancia de mis propios actos, pensamientos, emociones y sentimientos, ser el resultado directo de Mí Mismo en todo momento, donde no hay nada ni nadie que culpar – por tanto

Me perdono a mí mismo no haberme dado cuenta que el ‘querer quitarme la vida’ es un acto de cobardía total donde acepto y permito pensar que esta es la única solución a mis problemas, sin ver que es en realidad el insulto más claro y directo a la totalidad de quien soy al decir: me elimino del mapa para no tomar responsabilidad, no pude conmigo mismo – y con ello terminar como el ego y fantasma de ego que quedaría sin haberme dado la oportunidad de realmente vivir, puesto que veo y entiendo que la vida no ha existido en esta realidad de forma alguna.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado buscar una salida fácil a mis problemas mediante el suicidio, donde creo, pienso y defiendo mi vida en busca de tener un ‘sentido de vida’ en separación de mí y al no encontrarlo, decidir que es mejor que ‘el mundo esté sin mí,’ sin darme cuenta que es la total personalización del chantaje, la victimización y la abdicación de responsabilidad en nombre de una personalidad que no pudo lidiar consigo misma adecuadamente. Me doy cuenta de que al ser director de mi propia experiencia, toda forma de creer que puedo ‘librarme’ de mí mismo es en sí y por default, deshonestidad total, donde estoy abusando aún más de la vida que consumo en cada respiro únicamente para dar poder/ energía a mis pensamientos auto-destructivos.

 

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptar pensar que yo decido cuando muero y con ello, ver el suicidio como tener ‘dominio’ y ‘control’ sobre mi propia vida, sin darme cuenta de que al estar declarando tales palabras y llevarlas a cabo, es en sí dar toda la capacidad de dirección a mi propia mente ya que solamente un sistema limitado de energía puede morir – la vida no.

 

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que quitarme la vida es un acto de honor y que más vale morir que enfrentar una situación de problemas, sin darme cuenta que es todo lo contrario, es un acto de cobardía total donde una experiencia auto-creada dentro de la mente como ‘problema’ es en sí mi propia creación de la cual no he tomado responsabilidad ni consideré los efectos y consecuencias que mis actos y palabras tendrían sobre mí mismo y sobre la totalidad de cuanto existe aquí, ya que ahora entiendo y comprendo que mis actos, palabras, pensamientos no son aislados – son quien realmente me he permitido ser y con ello, la única manera de reintégrame nuevamente a ser el principio director de mí mismo, es mediante el escribir, perdonarme a mí mismo y aplicar el proceso de acción correctiva donde me aseguro nunca más permitirme y aceptarme generar tales experiencias de degradación a la vida, simplemente confirmando que pongo mis experiencias por encima de la vida y del interés común de lo que es mejor para todos.

Reconozco que mis berrinches mentales son inaceptables y que cualquier experiencia de ‘humor’ indica que estoy únicamente aceptando repetir la misma canción que he utilizado para hipnotizarme, para no estar Aquí con los pies sobre la Tierra, sino alimentando mis quejas y complejos mentales que genero mediante la energía que extraigo y extirpo de la esencia de vida de la cual me alimento todos los días proveniente de la Tierra. Esto es inaceptable ya que comprendo que hemos sido los verdaderos violadores de la existencia al estar únicamente embaucados con nuestro propio ego como nuestra propia experiencia y con ello, olvidarnos totalmente de quien realmente somos como uno mismo e igual, donde la vida pueda finalmente cesar de ser un ir y venir de emociones y sentimientos como energías que he permitido ‘definan’ quien soy.

Me comprometo a parar toda experiencia mental de complejo, culpa, remordimiento, ofuscación y total berrinche mental al creer que ‘no vale la pena vivir’ sin darme cuenta de que es en la creación de mí mismo como tales pensamientos sobre lo cual tengo la capacidad de corregirme y dirigirme hacia una dirección que sé, en sentido común, es lo mejor para todos.

Me comprometo a parar la misma tarabilla de emociones, pensamientos, creencias y experiencias como un humor en el cual he definido que ‘me odio a mi mismo’ sin darme cuenta que al seguir dando energía y respiros a estos pensamientos, simplemente continúo mi propia posesión mental de la cual, sé y comprendo únicamente podrá parar cuando Yo decida parar.

Así que me comprometo a darme la oportunidad de aplicarme totalmente en el proceso de escribir, aplicar el perdón a uno mismo y caminar práctica y realmente un nuevo proceso de acción correctiva para cambiar todos mis patrones de odio a uno mismo hacia una creación en la cual pueda seguir caminando por mi propia voluntad en la consideración y valoración de quien soy como uno mismo como la vida. Esto es entones el compromiso hacia mí mismo para parar toda emoción y sentimiento que me haya mantenido en un estado de zombie moribundo que me he aceptado y permitido ser, buscando siempre ‘felicidad’ y ‘estar bien, ‘ mientras alimento la experiencia negativa por definición de estar en el lado opuesto como ‘miseria’ y ‘odio a uno mismo’ – sin darme cuenta que es en ese momento de queja que existe una posibilidad de total corrección – en cada momento que me permito respirar y no dejar ya un dejo de disminución y desvalorización de quien soy, ya que veo y comprendo que esto es únicamente darme importancia como el sistema energético que me he permitido ser en separación de todo cuanto existe aquí, como uno mismo e igual.

La vida no es algo separado de mí, yo me he separado de la vida mediante el encaprichamiento de mí mismo con mi propia experiencia generada en nombre del ego que me he permitido y aceptado ser. Hasta aquí y no más doy permiso a mi propio interés el mantenerme en un estado de victimización.

Me comprometo a reintegrarme a mí mismo como la vida, en unicidad e igualdad al dirigirme prácticamente para corregir los patrones de minimización, destrucción, odio y victimización para una aceptación, construcción de vida en consideración de lo que es mejor para mí mismo como uno e igual a todo, así como el establecerme como el punto de partida para ser el director de mis acciones, donde nada ni nadie pueda ser ya culpado por cuanto experimento, sino que tomo total responsabilidad en la integridad que veo y comprendo es necesaria que exista en el mundo para poder coexistir como individuos responsables y dignos de la vida misma.

Me acepto con todo cuanto he creado hasta ahora como ‘quien soy’ y me comprometo a trabajar diligentemente con todo patrón, experiencia, hábito, recriminación y odio con el cual permití abusar de mí mismo y de la vida misma al utilizarla para mantener los mismos ciclos de abuso ‘en pie.’

Me doy cuenta de que la vida existe incondicionalmente aquí, para que nosotros podamos igualmente vivir incondicionalmente, lo cual únicamente puede existir en igual consideración de ser yo parte igual al todo y a todos – por lo tanto, detengo todo deseo de morir y lo corrijo con voluntad de vivir, puesto que veo y entiendo que nunca he vivido y que morir sin haber vivido es el crimen más grande que uno mismo puede cometer.

Desteni

Desteni Español

Foro en Español 

 

Death in a Bathtub

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis