sábado, 28 de abril de 2012

13. Ego como limitante de Vida

Me perdono a mí mismo el haberme permitido limitar mi existencia en este momento como la capacidad de apoyarme a darme una nueva dirección de vida debido a condicionarme por el pasado, creyendo que ‘quien soy’ es inamovible y que no hay ‘remedio’ para cambiarlo, sin darme cuenta de que únicamente puedo perdonarme a mí mismo en el momento en el que estoy dispuesto a aprender mis errores para asegurarme de nunca más repetirlos como patrón y hábito de vida.

Me perdono a mí mismo el ahogarme en una situación donde no veo ‘salida’ y donde todo en mi mente pareciera ‘demasiado’ para enfrentar, sin darme cuenta de que yo mismo soy quien genera tal experiencia de acuerdo a la participación continua en mi mente y con respecto a las memorias que sigo definiendo como ‘quien soy,’ lo cual indica que no me he perdonado a mí mismo para darme la oportunidad incondicionalmente de empezar de cero, partiendo del punto que soy yo como uno mismo e igual.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado crear ideas sobre cómo es el proceso, sobre cómo es que debo aplicarme en mi realidad sin darme cuenta que es esencialmente cambiar el punto de partida/ la perspectiva de mi día a día donde todo cuanto haga, diga, piense esté referido teniendo como punto de partida lo que es mejor para todos como iguales.

Esto implica que la relación que he tenido hasta ahora hacia el mundo, hacia otras personas ‘cambia’ de un interés personal/ egoísta a un interés comunal considerando en todo momento que al hacer este cambio de perspectiva sobre la vida, me es posible ser la solución que requerimos en el mundo, donde el individuo se desenvuelva por principios de vida y no de interés propio/ personal en desconsideración de la totalidad como uno mismo.

Me perdono a mí mismo limitarme sobre ideas de ‘estar en el proceso’ como algo separado de mí, sin darme cuenta de que el proceso soy yo, todos estamos en el proceso de darnos cuenta qué nos hemos permitido ser y cómo es que está en nuestras manos la solución para este mundo al entender que tenemos una oportunidad existencial de cambiar el rumbo que hemos llevado hasta ahora como humanidad y así, generar una nueva naturaleza humana que únicamente podrá cambiar si yo me cambio a mí mismo, si trabajo con mi mente a través de este proceso de escribir, perdonarme a mí mismo y aplicar el proceso de acción correctiva para que mis acciones, palabras y pensamientos tengan como punto de partida el apoyo a la vida en igualdad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado perder ‘la idea de quien soy’ a través de este proceso, sin darme cuenta que esa idea no ha sido real y que únicamente está configurada para mantenerme en una limitante estructural de miedos, prejuicios, sentimientos y emociones que he definido como ‘vida,’ haciendo a un lado la vida real que soy como individuo que respira y que existe en este cuerpo físico que es lo que realmente es vida y está vivo.

Me doy cuenta de que este proceso es totalmente dejar atrás la ilusión de cuanto he sido para poder establecerme a mí mismo por primera vez como principio rector de mi realidad – uno e igual a mi cuerpo, uno e igual a mi mente – para así por primera vez darme la oportunidad de realmente vivir.

Me perdono a mí mismo seguir temiendo los juicios de personas a través del cambio que he generado en mí, sin darme cuenta de que en el momento en el que le doy importancia a un juicio generado por una mente, estoy aceptando tal juicio dentro de mí como algo real – en esto me doy cuenta de que yo determino la creación y existencia de las palabras de acuerdo a darles cabida o no dentro de mí mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado temer dejar atrás la idea de mí que otros alababan, adoraban y gustaban, sin darme cuenta de que tal personalidad la creé con tales propósitos: para encajar, para ser gustado, para ser alabado y con ello definirme como alguien ‘de valor’ a los ojos de otros, sin darme cuenta del grado de separación que tal lógica de vida implica.

Me doy cuenta de que es en el momento en el que he delegado mi existencia a ser simplemente una ‘idea’ para otros que he aceptado, permitido y perpetuado mis mismas limitantes con respecto a lo que otros piensan y dicen de mí mismo.

Me perdono a mí mismo temer perder la ‘conexión’ que establecí con otros seres humanos desde el punto de partida de alimentar la personalidad/ ego unos de otros, sin darme cuenta que es esencialmente en este punto donde he temido perder esa energía que me define como ‘ego’ como personalidad, como ‘quien soy’ a los ojos de otros, sin darme cuenta que es precisamente esa adicción/ dependencia a la idea de mí que requiere ser constantemente alimentada lo que he temido perder – no es perder a otras personas, sino la idea que he generado dentro de mí como ‘quien soy para otras personas’ lo cual mantenía mi personalidad ‘viva.’

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado pensar que requiero de algo o alguien más para poderme dirigir a mí mismo, sin darme cuenta de que al dar vueltas sobre un mismo punto en la mente, estoy precisamente haciendo todo lo contrario: estoy pensando sobre hacer algo en lugar de simplemente hacerlo.

Me doy cuenta de que lo que requiero es reconocerme como uno mismo e igual en la capacidad de dirigirme a mí mismo en igualdad, en todo momento que reconozco que si yo me he creado como la personalidad/ ego que he sido hasta ahora, es mi responsabilidad ahora parar todo patrón de limitante y deconstruir la idea que he elaborado de mí para establecer principios de vida como dirección de quien soy en todo momento.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que requiero del miedo para poder dirigirme, sin darme cuenta de que al aceptar creencias de lo que requiero para moverme es seguir alimentando patrones innecesarios de esclavitud mental, no sólo para mí, sino para todo como uno mismo sobre lo cual todo cuanto digo, pienso, hago tiene un efecto directo y real, lo cual no me es posible ver debido al grado de limitación en el que me he perpetuado como sistema de conciencia de mente – sin embargo, entiendo y comprendo en sentido común que es el hecho de que al ser parte de este mundo: todo cuanto hago, digo y pienso tiene un efecto sobre la totalidad de lo que existe aquí como uno mismo.

Me perdono a mí mismo el haber validad mis emociones/ sentimientos como reales y con ello, alimentarlos con más pensamientos sin darme cuenta que es en este simple acto de permitirme pensar, sentir, creer, imaginar, emocionarme que existe el permiso para ser poseído por tales experiencias donde el sentido común es ignorado, al darme cuenta de que al alimentar y dar pie a cualquier experiencia negativa, positiva o neutra como ‘quien soy,’ estoy confirmando y reafirmando mi existencia como únicamente un sistema de conciencia de vida limitado, utilizando la energía de la Tierra para seguir manteniendo mis experiencias en pie. Me doy cuenta de que esto es en sí abusivo y que me es posible cambiarlo, deteniéndome en todo momento que vea estoy accediendo una experiencia mental como ‘quien soy’ y al hacerlo, continuar una vida y experiencia de limitación no sólo para mí, sino para la totalidad de la realidad en la que existo donde al permitir yo una parte de limitación dentro y como mis propios pensamientos, estoy permitiéndolo de igual manera a otros.

Me comprometo a dejar mi pasado atrás como las memorias que he querido mantener únicamente por tener miedo a ‘perderme a mí mismo,’ sin darme cuenta de que quien realmente soy existe aquí, como la vida, en lo físico que no requiere de memorias y experiencias para seguir existiendo.

Me comprometo a ser el punto de cambio que es necesario en este mundo mediante la consideración de que todo cuanto pienso, digo y actúo sobre tiene un efecto y repercute sobre la totalidad de la realidad, de la cual tomo responsabilidad ya que veo y comprendo que he sido el creador de la misma en todos los aspectos, en separación de uno mismo como la vida – por lo tanto es mi responsabilidad generar un punto de corrección que existe en cada momento que decido vivir las palabras y expresarme únicamente como aquello que veo y comprendo es lo adecuado para mí y para toda persona como iguales vivir y existir como.

Me comprometo a parar toda limitante como miedo a juicios, miedo a perder la idea de mí mismo, miedo a hacer ‘todo mal’ en mi proceso sin darme cuenta de que yo soy el único que tiene la capacidad de juzgarme y por tanto, me es posible parar todo juicio y en su lugar, transformarlo en una dirección práctica que me sea posible externar y aplicar en todo momento que pueda estar aquí, respirando y dándome cuenta de cómo es que mi mente genera pensamientos de los cuales puedo parar mi participación y así, apoyarme a ser un individuo que camine como el ejemplo de lo que es posible ser y convertirse en cuando decidimos vivir y no más oprimirnos por nuestras propias creaciones mentales.

Me doy cuenta de que lo que realmente soy permanecerá y es lo que siempre debió ser – y que toda construcción ficticia dejará de existir ya que ha sido entonces aquello que únicamente existió para seguir alimentando los sistemas de abuso y dependencia energética.

Me doy la oportunidad de existir aquí sin tener que constantemente alimentar la idea de mí mismo como algo/ alguien que he sido en el pasado – me doy la oportunidad de comenzar de cero para vivir y conocer qué es lo que realmente soy como la vida.

 

Desteni

Desteni Español

Foro en Español

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis