viernes, 20 de abril de 2012

5. Contra-tiempo

 

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generar una idea de mi proceso con respecto al tiempo y comparar mi vida a la de otras personas sin entender que cada persona tiene una experiencia de vida distinta, la cual no es posible establecer como punto de referencia sobre mi propio proceso, ya que entiendo y comprendo que somos individuos caminando nuestra propia vida como nuestra creación, como el punto de responsabilidad del cual tomamos responsabilidad para establecernos como el principio directivo de quienes somos como uno mismo e iguales.

Esto implica que toda experiencia de comparación como juicio hacia mí mismo debe ser estudiado, comprendido y entendido desde mi propia experiencia de vida en cómo he vivido tal juicio como limitante a ‘quien soy’ como una personalidad basada únicamente en ideas, creencias, miedos, juicios y limitantes que existen únicamente en mi mente como ‘quien soy.’

Me comprometo a mí mismo el permitirme conocerme a través de mi propia mente, lo cual implica no querer ‘acelerarme en el tiempo’ ya que es en el espacio-tiempo en el que me encuentro donde mi proceso se desarrolla en cada momento que puedo caminar en consideración de establecerme como principio director de mí mismo en lo físico y así, seguir generando esta relación de conocimiento a mí mismo mediante la escritura, donde me doy cuenta que no es ‘parar de pensar’ en sí, sino comenzar a conocerme como quien soy como los pensamientos y experiencias que se generen durante mi día para así, comenzar el proceso de perdón a uno mismo y establecer las correcciones necesarias para tales patrones de vida que he permitido y aceptado hasta ahora existan como ‘quien soy.’

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generar una competencia contra mí mismo donde la idea de ‘ganar’/ alcanzar una meta/ estar realizado son ideas que he generado con base a mis propias ideas y creencias de cómo debe ser este proceso en lugar de darme cuenta de que el proceso es caminarlo en todo momento que soy capaz de establecerme en mi propio cuerpo, considerando lo que es mejor para todos y viendo mis pensamientos para escribirlos y darles dirección apropiada mediante la palabra escrita y hablada a través de perdonarme y posteriormente, escribir cómo es que estaré prácticamente corrigiendo los puntos que deba cambiar/ adecuar/ corregir dentro de mi día a día para apoyarme a Vivir y no ya generar experiencias como ‘vida’ en forma de pensamientos, emociones y sentimientos .

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generar un ‘ideal’ sobre ‘cómo debo escribir’ utilizando como punto de separación/ comparación los procesos de otros para definirme a mí mismo, lo cual únicamente genera una ruptura de mi propio proceso al querer ‘igualar’ a otros sin considerar mi propia vida, mi creación que es lo que yo debo caminar tal cual existo ahora, con el vocabulario con el que he construido mi mente, dándome la oportunidad de así expandirme al leer a otros sin tomarlo como punto de medición sobre mi propio proceso.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que debo ‘llegar’ a algún punto en este proceso como formad e ‘ganar’ o ‘competir,’ lo cual entiendo y comprendo es el principio de ‘divide y vencerás’ donde hemos estado constantemente buscando el ‘ganar’ y ‘estar por encima de otros’ sin darme cuenta que es precisamente todo afán por ganar, por ir de prisa, por ‘ser más’ lo que nos ha llevado a existir de la forma actual que lo hacemos en esta realidad/ existencia.

Me perdono a mí mismo el haber participado en competencias, comparación y juicios de valor sobre mí mismo y otros, sin darme cuenta de que este es un proceso de total re-educación donde me permito el reconocer los puntos sobre los cuales puedo corregirme y dirigirme a ser más específico, sin generar un ‘ideal’ antes que una realidad. Esto implica caminar el proceso constante y sonante mediante mis propias palabras, dedicándome a conocerme a mí mismo en el detalle específico con el cual me he creado/ generado como personalidad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generar el tiempo como excusa para no aplicarme en el proceso, generando inquietud y ansiedad sobre la idea de ‘tener que hacerlo’ sin darle dirección real en el momento, lo cual genera una idea de ‘no tener el tiempo’ como limitante para aplicarse, sin darme cuenta de que yo puedo hacer el tiempo en mi día necesario para aplicarme a mí mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado competir contra el tiempo, sin darme cuenta de que es aquí en espacio tiempo donde podemos enfrentar la naturaleza de quienes somos, de cuanto hemos creado y en lo que nos hemos convertido en desconsideración de la vida en igualdad, por tanto me doy cuenta de que es aquí en espacio y tiempo donde yo puedo establecerme como principio director para comenzar a tomar responsabilidad de las consecuencias manifestadas que hemos creado como resultado de la acumulación de interés propio e idea de propiedad sobre esta realidad.

Me comprometo a parar todo juicio hacia mí mismo y mi aplicación en este proceso, en el entendimiento de que únicamente yo puedo hacer que mi aplicación sea real y de lo cual, no puedo tener punto de comparación más que yo mismo con referencia a mi propio pasado.

Me comprometo a establecerme en relación al momento y no ser preso/ esclavo del tiempo donde genero ideas y creencias de tener que ‘terminar’ o ‘llegar a ser algo/ alguien’ en un tiempo determinado, sin darme cuenta de que la vida no existe en relación al tiempo, sino es el tiempo como construcción el cual nos permite ver qué hemos hecho de y con la vida misma.

Por tanto, dejo de quejarme sobre ‘no tener tiempo’ y me dedico a crear el tiempo necesario para poder hacer mis actividades de día a día sin estar constantemente contra-tiempo.

 

 

Desteni

Desteni Español

Foro en Español 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis