domingo, 22 de abril de 2012

7. Separación por Dinero

Me perdono a mí mismo por haberme permitido y aceptado generar una experiencia positiva con respecto a la vida que llevado donde el dinero me ha permitido tener una vida ‘satisfactoria’ en el sentido de que no me ha faltado dónde vivir, qué comer y tener servicios básicos que únicamente son posibles en la vida de un ser humano si el dinero está de por medio

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado dar por sentado servicios básicos como tener agua saliendo del grifo en todo momento sin darme cuenta de que más de dos tercios de personas en el mundo considerarían esto como un lujo

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir es una burbuja de confort donde el dinero me ha permitido generarme una vida alrededor de entretenimiento, educación, gusto y confort, sin darme cuenta de que esto es en sí tener una vida elitista a la cual dos terceras partes de la población del mundo no tienen acceso a.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir en una vida donde mis propios gustos, entretenimiento e interés personal para ‘alcanzar mis metas’ era todo lo que importaba, haciendo a un lado con esto la realidad que viven las personas, los animales, plantas, insectos y todo el ambiente como el ecosistema del cual me he separado en la totalidad al existir únicamente dentro de un sistema de conciencia de la mente, en el cual permití y acepté encerrarme para no tener que enfrentar la realidad de quien realmente soy como la totalidad de cuanto existe aquí.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generar una experiencia sobrevaluada y exagerada al momento de considerar el proceso existencial que vivimos, sin darme cuenta de que esta experiencia únicamente puede estar dictada por el sistema de valor de la mente, que es lo mismo al sistema del dinero como una experiencia energética con la cual me he separado de todo cuanto existe aquí como uno mismo, como la vida.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no cuestionar la invariable realidad donde la riqueza es alabada y deseada, sin considerar que para que exista tal riqueza, la pobreza tiene que existir.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir dentro de una burbuja de conocimiento sobre la realidad, haciendo de la realidad un conjunto de palabras de las cuales creí tener control sobre, sin darme cuenta de que la vida y realidad no son asequibles mediante conocimiento e información, y que es en realidad debido al valor que le he dado al conocimiento e información en separación de mí mismo que he generado los esquemas de valor de superioridad e inferioridad sobre el mundo mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado ignorar el reconocer la dependencia en la cual existo sobre el dinero para existir, ya que el dinero lo he juzgado como algo ‘suicio’ del cual no prefiero hablar, sin tomar en cuenta que es la creación total y directa de la naturaleza de quien soy como ser humano hecha instrumento de separación, división, control y poder sobre la realidad. Con ello me doy cuenta de que tratar de opacar la realidad mediante una preferencia simplemente implica negar una parte de mí y como existo, con base a lo que permitido y aceptado exista como separación de uno mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado echar la culpa a las personas con dinero sobre la situación de crisis en el mundo, sin darme cuenta de que yo soy igual y totalmente responsable por la realidad del actual sistema donde el dinero es sinónimo de abuso, poder, separación y control, en total desconsideración del valor único que existe en esta realidad, el cual es la vida misma.

Me perdono a mí mismo por haber permitido y aceptado el sistema de creencia del dinero como un ‘valor real’ sobre la realidad, sin darme cuenta que lo único ‘real’ del dinero es la ilusión de grandeza/ superioridad, falta/ carencia/ inferioridad como los valores que existen dentro y como la mente misma en la cual me he separado de mí mismo en atributos positivos y negativos como la fricción necesaria para seguir generando energía y mantener el total sistema de supervivencia en pie, en el cual me he separado de mí mismo y contenido a lo largo de la existencia.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que vivir es tener experiencias y con ello, generar un instrumento de separación, control y poder sobre la vivencia de todo individuo como la actual manifestación del dinero, donde mi propia creación significó la separación de mí mismo como uno mismo e igual, al aceptar la finitud de cuanto existe como un sistema cerrado y con una caducidad certera.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado perpetuar un sistema de poder y control como es el dinero, sin haberlo cuestionado y reconocido como mi propia creación con fines de ‘poder sobre otros,’ con lo cual ignoré deliberadamente las consecuencias de la separación de uno mismo en un deseo y ansia de ‘poder’ sobre la realidad, lo cual me doy cuenta es una ilusión.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que es posible tener control sobre la realidad, sin darme cuenta la arrogancia/ superioridad que el deseo de control implica como actitud y aplicación humana en separación de todo cuanto existe aquí. Me doy cuenta de que la ilusión de tener control nace de la separación que he aceptado y permitido en mí mismo como algo ‘natural’ y como algo que es una condición previa a mí, sin darme cuenta que la separación comenzó en uno mismo en un momento primordial de separación y aceptación de mi mismo como una experiencia, como una energía que puede ser positiva o negativa, lo cual es aceptarme como un sistema cerrado binario de polos que se oponen uno a otro para seguir generando energía y así, seguir manteniendo vivo el total sistema de separación en el cual nos hemos manifestado como el sistema de conciencia de mente.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que todo en esta existencia es ‘benevolente por naturaleza’ y en ello haber aceptado e ignorado las más grandes atrocidades ya que lo creí como desvíos de la naturaleza inherente del ser humano, cegándome a reconocer que la realidad indica todo lo contrario.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generar una aberración de vida mediante la separación de mí mismo en un sistema cerrado y polarizado de energías a las que he rebajado la esencia total de quien soy, en nombre de dar poder y energía a una ficción de existencia a lo cual siempre aspiré llegar como es ‘el cielo,’ el lugar donde finalmente aparentemente dejaríamos de sufrir sobre la Tierra, sin darme cuenta cómo es que tal sufrimiento fue creado al aceptar la separación primordial de quien soy como uno mismo e igual sobre esta Tierra ‘por default.’

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado vivir en una culpa, remordimiento y mortificación con respecto a las atrocidades que he permitido existan debido a la necesidad de dinero como abuso, violaciones, tráfico sexual, explotación infantil, tala de árboles, cacería indiscriminada, explotación de campos de cultivo causando infertilidad de las tierras, búsqueda de yacimientos de petróleo y otras fuentes energéticas con excavaciones profundas generando total contaminación en los mantos acuíferos de la Tierra, energía nuclear, violar tiempos de veda, inyectar de hormonas al ganado para generar más carne, explotar a seres humanos en campos de cultivo de algodón, en producción de artefactos tecnológicos y un sinfín de puntos más de abuso de los que soy igualmente responsable por el simple hecho de existir dentro de un sistema donde el dinero ha sido la creación y representación de la separación que acepté y permitir al desconocerme como uno mismo e igual y aceptar que soy una experiencia y no vida.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado rebajarme, encasillarme y limitarme a ser una experiencia positiva/ neutra/ negativa con respecto a mi realidad donde he creído que todo el tiempo tengo que estar ‘experimentando algo’ para asegurarme de estar vivo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir en una petrificación de pensar no tener dinero para poder seguir existiendo, lo cual indica el grado de separación de mí mismo como uno mismo al depender de un sistema de creencia como el dinero para poder obtener los recursos necesarios para vivir.

Me comprometo a mí mismo el exponer la realidad del sistema de creencia que es el dinero y al cual nos hemos esclavizado en la ‘idea’ de ‘ser una experiencia’ que requiera de un medio para existir en la forma de dinero como esa energía que me ‘da impulso a seguir,’ como un combustible que forzosamente me lleva a utilizar/ controlar/ abusar de otras partes de mí mismo para generar tal valor en separación de quien realmente soy como uno mismo e igual.

Me comprometo a establecer un sistema de vida donde todas las formas de vida como quien realmente soy sean dignificadas mediante una realización del valor único y factible como la vida misma – con ello haciendo del dinero un medio equivalente a la vida misma que sea otorgado invariablemente a todo ser humano como símbolo de reconocimiento mutuo de coexistir y de otorgarnos y dar la vida misma de la cual nos hemos separado de uno mismo. Esto es la realización práctica de la unicidad e igualdad como forma de vida y existencia que no ha sido generada antes en la existencia. Reconozco que es mi responsabilidad el llevar a cabo este proceso como redención de la separación que permití y acepté dentro y como yo mismo como la existencia misma de creer ser únicamente una mente que se experimenta a sí misma, sin darme cuenta de que ello fue la razón de la separación en primer lugar.

Me doy cuenta de que la realidad de abuso y separación generada por el actual sistema económico es mi total responsabilidad de lo cual no puedo ignorar por pensar que ‘no son mis asuntos,’ al contrario, me comprometo a educarme y tomar los pasos necesarios para integrarme dentro el sistema y conocer el funcionamiento actual para entender cómo prácticamente implementar un sistema de apoyo a la vida por igual como un nuevo modelo económico, político y social donde el marco jurídico del sistema consideren en todo momento como principio y valor único la vida, del cual toda ley, toda implementación y reforma en el sistema, esté de acuerdo y en consonancia al valor de vida en igualdad del cual soy consciente es mi responsabilidad establecer como realidad en este mundo.

 

Desteni

Desteni Español 

Foro en Español

Sistema Igualitario Monetario

DSC08796

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis