viernes, 4 de mayo de 2012

19. Miedo a la Pérdida de la Idea de Mí-mismo

Me perdono a mí mismo por haberme permitido y aceptado el miedo como ‘naturaleza humana’

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir en miedo hacia mí mismo y hacia todo ser humano que me rodea, en la idea constante de que no puedo confiar en ningún otro puesto que únicamente puedo esperar ser ‘apuñalado en la espalda,’ con lo cual me he permitido vivir una vida que he llamado precavida, con cautela y debida precaución sin darme cuenta que tales formas subrepticias de existir tienen su origen en la experiencia negativa que tengo hacia mí mismo donde temo a mí mismo y temo a otros como consecuencia y reflejo del temor en el cual me he permitido existir en este mundo como un sistema de supervivencia, en esto

Me perdono a mí mismo el no haberme dado cuenta de que toda mi vida he existido en constante síndrome darwiniano de ‘selección natural’ donde acepté el hecho de que únicamente los fuertes – que se traduce en los que tienen dinero en el sistema – prevalecerán ante los débiles – pobres/ sin dinero – en el sistema, por tanto todo cuanto cursé en mi vida y acepté como ‘educación,’ fue en realidad un vil entrenamiento de supervivencia donde el único propósito es poder ser parte de los ‘fuertes’ donde pueda finalmente alcanzar la ‘plenitud’ que todos hemos deseado al existir dentro de un sistema donde tal plenitud y compleción de vida, no es otorgada a todos y cada uno como derecho de vida por igual.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que la educación como parte inherente del ser humano me llevaría a ser un ‘mejor ser humano,’ sin realmente darme cuenta de que lo único que me fue inculcado es un sistema de supervivencia a través de competencia donde las calificaciones se tornaron en ratings a favor de la creación de mí mismo como una batería más en el sistema que sería lo suficientemente ‘fuerte’/ con dinero para poder alcanzar la mayor experiencia positiva como riqueza/dinero/amor/compleción en la experiencia del ‘cielo sobre la Tierra’ que únicamente es posible para unos cuantos que puedan generar la suficiente fricción/ abuso dentro del sistema para generar la experiencia positiva que hemos alabado como ‘poder.’

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado haber deseado el poder y haberme entrenado para ser y querer llegar a vivir como una persona ‘poderosa’ sin darme cuenta y entender que, el poder únicamente puede existir como reflejo del abuso que me he permitido y aceptado crear en esta realidad con base a la inherente separación de igualdad y unicidad de todo, donde es sentido común entender que solamente algo puede tener ‘más’ en una realidad donde a través de un sistema creado/deliberadamente manipulado se puede mermar la parte-igual que le pertenece a otro como dignidad de vida y ser transferido en sinónimo de poder para otros.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que este sistema es ‘imposible cambiarlo’ y que al contrario, únicamente puedo temer por mi supervivencia, ocuparme de ‘lo mío’ y vivir una vida en constante limitante, vejado con preocupaciones relacionadas al dinero, a la capacidad de continuar viviendo dignamente donde es entonces que he relegado toda mi capacidad de cambiar la situación ya que me he dejado agobiar por mis propios miedos, pensamientos como un constante conflicto interno que es precisamente el conflicto necesario con el cual la totalidad del sistema se mantuvo en pie, donde mi propia fricción, mi propio conflicto interno apoyó a la creación de la separación de uno mismo como igual, ya que ahora entiendo, veo y comprendo cómo es que a través de la separación de Uno Mismo es que puedo existir como una Experiencia ya sea negativa, positiva o neutral donde siempre me mantengo en un ‘estado mental’ y no realmente viviendo. Es este conflicto e incesante movimiento de mí mismo como energía/ como experiencia, lo que ha dado el combustible necesario para que la totalidad del sistema que se alimenta de abuso, de fricción, de negatividad y así continuar la creación de mi propia prisión por obra y omisión mía.

Esto implica que la realidad es mi completa y total responsabilidad puesto que acepté creer que estoy separado de uno mismo y en esta creencia, me he permitido generar y existir en una constante experiencia mental negativa, de conflicto, de fricción hacia otros seres, lo cual me ha llevado a ser y existir en una total guerra contra mí mismo que únicamente mantiene el mismo sistema de abuso en pie. Por lo tanto

Me perdono a mí mismo por haber ignorado que todos mis pensamientos, palabras y acciones tienen en realidad un efecto inexorable hacia todo cuanto existe, lo cual me hace totalmente responsable como uno e igual partícipe de esta realidad, puesto que veo, entiendo y comprendo que me es imposible ‘estar separado de’ la totalidad de cuanto existe aquí, y como consecuencia he sido negligente hacia reconocer los efectos de mis palabras, acciones y estado propio mental como experiencia que han servido de combustible para mantener el total sistema de separación y esclavitud en pie, donde unos a otros nos hemos mantenido en un estado de permanencia dentro de una interdependencia de relaciones en desigualdad, puesto que he aceptado la energía positiva y negativa como una ‘realidad’ en este mundo a través del sistema monetario donde vivimos en la constante búsqueda de tener dinero como la experiencia positiva, y tememos no tener dinero como experiencia negativa.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado comenzar este proceso de separación de uno mismo al momento de generar una experiencia negativa y de olvidarme/ no reconocerme como parte integral uno mismo e igual de todo cuanto existe, lo cual ha sido ‘el punto’ que nos llevado a la total separación, abuso y negligencia de unos a otros en este mundo y existencia.

Por tanto reconozco que la solución reside en la total cooperación de las partes por igual en el regreso a uno mismo donde el proceso es dejar de reconocernos como energías, como experiencias positivas, negativas, neutrales donde tal energía la experimento como pensamientos, emociones, sentimientos, creencias, chat mental, miedos, patrones y hábitos de vida que he denominado como ‘quien soy’ que es el ego, la personalización de la parte en la que me separado del todo la cual existe en constante conflicto consigo mismo, en constante búsqueda de ser ‘más’ como esa necesaria creación de energía para seguir manteniendo en pie a la totalidad del sistema que se nutre/ se renueva a través de la constante y continua existencia de todas las partes que lo conforman en una total separación de sí mismos, buscando siempre tener más, temiendo ser menos/ perderlo todo y así, manteniéndonos en una experiencia de vida que No es vida en sí, sino el simple movimiento de energías que hemos denominado como ‘vivir’ – en esto

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado denominar el vivir como tener experiencias negativas, positivas y neutrales que he denominado ‘quien soy/ mi vida/ mi personalidad/ mi ego’ y como tal temer dejar de ser una identidad como tal energía positiva, negativa o neutra ya que es ‘todo lo que conozco ser’ y con ello temer dejar de ser tales experiencias, tales relaciones que he creado con todo y todos en mi existencia, sin darme cuenta de que una relación únicamente puede existir en separación de uno mismo como igual.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado temer dejar de exisir como el ego que soy, como la personalidad, como las relaciones que he formado en este mundo sin darme cuenta que ninguno de los puntos anteriores son quien ‘realmente soy’ como uno mismo e igual, ya que uno mismo e igual no puede distinguirse uno mismo en separación de algo/ alguien puesto que veo y entiendo que toda separación implica una relación y que lo que ahora camino en este proceso es la reintegración de uno mismo en todas las relaciones en las cuales me he separado y dividido como individuo de experiencia energética ‘propia,’ la cual he creído que es ‘todo lo que soy,’ sin darme cuenta de que al existir de esta manera ‘individualizada’ y patentándola como algo ‘positivo’ estoy dando permiso a la continuación del sistema de abuso a través de la participación en mi propia mente como la búsqueda eterna de ‘Mi propia satisfacción’ donde lo único que busco constantemente es la positividad como forma de corregir la inherente separación en la cual me he formado como ‘personalidad/ ego’ que siempre se sentirá menos que, que buscará ser ‘más’ ya que la energía generada por la separación primordial del todo, fue negativa.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado buscar la feliciadad, la satisfacción y la positividad como ‘forma de vida’ sin considerar cómo es que tales pensamientos en realidad provienen del miedo a tener nada, a ser nada, a no poder mantener el movimiento energético necesario para la continuación de ‘quien soy’ como personalidad/ ego que únicamente puede continuar existiendo si sigo identificándome como este ‘yo’ como una configuración de relaciones en separación de uno mismo como igual.

Me comprometo a dejar de participar en todo miedo que experimente al dejar de participar en la mente como pensamientos, emociones, hábitos, tradiciones, patrones, la eterna compañía del chat mental ya que ahora veo y entiendo cómo es que con tal continua confusión y separación de mí mismo en la formulación de relaciones positivas, negativas y neutras que proyectaba hacia todo y todos en mi realidad, es que he generado y continuado la existencia de este sistema de total separación de quien realmente soy como uno mismo e igual, como la vida.

Me comprometo a parar todo pensamiento, palabra y acción generada por miedo y esto únicamente lo puedo identificar al escribirme a mí mismo para comenzar a ver cuáles acciones en mi vida diaria están motivadas por miedo, están motivadas por el temor a perderme a mí mismo como ego/ personalidad, el temor a no tener y la constante búsqueda de ser ‘más’ ya que me he identificado únicamente como esta configuración del ‘yo’ que únicamente puede existir en separación de uno mismo como igual. Por tanto entiendo que en mí reside el punto de responsabilidad para parar la totalidad de este sistema mediante yo mismo parando mi propia participación e identificación con todas las relaciones que he creado en separación de uno mismo como igual.

Me comprometo a vivir como disciplina de vida una constante retroalimentación física del respiro de vida que es mantenerme físicamente aquí, haciéndome presente la vitalidad que es dejar de participar en todo pensamiento, sentimiento, emoción, creencia y cualquier forma de fricción que me lleve nuevamente a participar en las usuales luchas y conflictos internos con los cuales únicamente asevero mi separación del todo e individualizándome como una parte más que abusa de la vida para mantener la experiencia propia ‘en pie.’

Me doy cuenta de que debido al tiempo que he existido como tal personalidad/ configuración/ ego este proceso requiere de mi total determinación para ser el principio rector y director de mí mismo en cada momento que soy consciente de que: estoy aquí, en lo físico, respiro y permanezco como lo físico, como lo real que soy aún si dejo de participar en crear, formar y perpetuar relaciones en mi mente hacia otros y hacia mí mismo, puesto que veo y comprendo que la idea de mí mismo únicamente puede prevalecer en separación de uno mismo – y que es entonces mi responsabilidad de cambio y apoyo a la vida en igualdad ser el punto que pare y así, contribuir a la unificación de mí mismo como lo que realmente soy, parando todo conflicto, toda lucha, toda experiencia mental que no es quien realmente soy.

Desteni

Desteni Español

Foro en Español

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis