martes, 8 de mayo de 2012

22. ¿Individuo Libre y Soberano?

Me perdono a mí mismo el haberme permitido definir ‘quien soy’ con respect a lo que hago y con ello, limitarme a ser solamente una ‘ocupación de vida’ mediante un ‘hacer’ en lugar de entender y darme cuenta que la vida simplemente es, se expresa y que tomando en consideración mi propia posición dentro del contexto social en el que me encuentro, la voluntad de la vida misma es apoyar a la vida misma en cualquier área donde me desempeñe prácticamente dentro del mundo actual.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado haber pensado en algún momento que únicamente podría estar ‘completo’ como individuo cuando finalmente me ‘realizase’ como persona, en esto indicando que aún definía mi existencia como un proyecto de vida basado en los sueños y anhelos impuestos dentro de un sistema el cual había criticado como sobornable, manipulado y corrupto – sin embargo aún participando en la idea de que únicamente importa ‘mi futuro’ y mi ‘seguridad futura’ como parte del proyecto de vida, sin darme cuenta que tal proyecto de vida es/ debe ser/ y únicamente podrá ser efectivo literalmente cuando tome en consideración en toda acción, pensamiento y palabras aquello que esté basado en el apoyo a la construcción de un mundo/ una sociedad donde tal vida no sea limitada a un ‘quehacer,’ sino que sea expandida a una habilidad y capacidad de expresión, apoyo mutuo y relaciones de interdependencia en igualdad con todos y todo. Esto implica que cualquier idea de satisfacer ‘mi ideal personal’ tiene que estar inevitablemente basado en considerar en todo momento lo que es mejor para todos, de otra manera entiendo que al únicamente buscar esta ‘libertad’ propia es condicional a crearla dentro del actual marco de existencia en un sistema económico que No está apoyando a todos por igual.

Me perdono a mí mismo el haberme solazado al divagar sobre un ‘futuro promisorio’ sin haber tomado en consideración las acciones prácticas que esto implicaría no sólo para generarme un bienestar personal, sino para ponerme al servicio de la vida en igualdad donde todo cuanto haga esté en conjugación con los demás participantes de esta realidad donde entiendo y veo que únicamente participando como grupo humano podremos generar un cambio sustancial en la realidad que beneficie a la totalidad, lo cual implica que

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que como ‘individuo’ tengo la ‘libre elección/ libre albedrío’ de únicamente buscar mi propia satisfacción y alcanzar las metas de vida que consideré únicamente serían para mí-mismo, sin darme cuenta de que un hombre no es una isla y que requiero inevitablemente de coexistir con más personas dentro del establecimiento de acuerdos comunes, donde la realidad de este planeta como un sistema de relaciones interdependientes tiene que ser ecualizado para parar todo abuso en el cual he participado al ver ‘normal’ el tener la capacidad de elegir ‘quien soy’ en mi vida, sin darme cuenta que billones de personas son prisioneras sin causa otra más que la negligencia humana en la cual he participado para no ver que su actual sufrimiento y estado de pobreza extrema, es inversamente proporcional a los ‘sueños por alcanzar’ que hemos alimentado y apoyado en sistemas sociales donde el dinero es considerado como ‘el trofeo’ a alcanzar, como símbolo de poder ser ‘libre’ a pesar de no darme cuenta que únicamente puedo creer que ‘soy libre’ con respecto al dinero que tengo en el bolsillo que me ha permitido ‘hacer mi voluntad,’ lo cual indica que dios es realmente el dinero que me ha dado el pan de cada día y que me ha permitido ‘hacer mi voluntad,’ lo cual he denominado un ‘derecho humano’ sin voltear a ver a quienes No tienen la capacidad de existir en tal voluntad divina puesto que hemos mermado toda consciencia sobre la situación de quienes no tienen dinero, simplemente para no amargar la existencia de un mundo que se rejuvenece al proporcionar ideales de felicidad, belleza, prosperidad, amor y paz como maquillaje a una existencia que existe por la separación inherente y primordial de quienes somos como uno mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado Aceptar la idea de que ‘quien yo soy es lo que hago’ y en ello no sólo aceptarme como una definición de ser humano como mujer/hombre, de una nacionalidad o con un idioma – sino he aceptado el definir ‘quien soy’ con respecto al dinero que tengo que es lo que me ha dado la posibilidad de poder haber ‘elegido’ una profesión, de poder tener una educación que es el entrenamiento y capacitación de supervivencia necesario dentro de este actual sistema. Esto implica que al definir ‘quien soy’ como únicamente una definición es inherentemente abdicar la totalidad de mi existencia a una profesión ligada y creada en el contexto de un sistema social, económico y político donde la expresión total de vida no es considerada – y con ello, me doy cuenta que la aceptación de tal limitante está directamente ligada a lo que acepté como ‘normal’ en mi realidad, lo cual fue perseguir/ buscar satisfacer mis ‘sueños’ y deseos de ser ‘alguien’ en este mundo nuevamente limitado a una profesión, idea, personalidad que es una configuración dentro de la tácita aceptación de la irracionalidad de este mundo donde únicamente si tienes dinero, tienes capacidad de elegir – si no tienes dinero, eres relegado a ser parte del ‘montón’ donde toda individualidad es vejada por la falta / inexistencia de dinero que es lo que realmente ha constituido mi capacidad de ser un ‘individuo libre y soberano.’

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que ‘todo individuo es creado por igual’ sin darme cuenta que la igualdad que hemos creado en esa primordial separación, es la desigualdad en consideración de valer/ ser y existir como el único y mismo valor de vida que es lo que realmente soy Como la vida misma – esto disminuyéndolo a una ley en cartas magnas que es obviamente un enunciado vacuo de todo sentido y significado sustancial/ tangible en esta realidad, puesto que he sido negligente a ver que tales derechos y garantías individuales fueron creados dentro del marco de la existencia de un sistema económico, social y político donde el individuo únicamente tiene relativa ‘libertad’ si tiene dinero, donde la igualdad es únicamente una pose de compasión hacia otros seres humanos, sin darme cuenta/ investigar cómo es que tales sistemas jurídicos y legales nunca han sido implementados en una realidad donde ‘respeto las reglas’ y ‘soy un buen ciudadano’ dentro de un sistema inherentemente corrupto desde su nacimiento, tal como lo he sido yo mismo al aceptarme a ser un individuo de consumo de energía antes que reconocerme a mí como uno mismo e igual, tomando en consideración que si apoyo a la vida como yo mismo, la necesidad de extirpar la energía desde mi gestación no habría sido necesaria – sin embargo, acepté el ser únicamente un succionador de energía lo cual se ha traducido en la totalidad de la realidad en la que existimos, donde tal succión de energía está manifestada tal como el sistema monetario que es el símbolo de extracción y poder sobre la realidad, la cual he creído que ‘está a mi servicio’ y por ende, que puedo hacer uso y explotación indiscriminada puesto que aparentemente ‘mi vida vale más que la de todo lo demás como ser humano.’

Me perdono a mí mismo el haber tasado la vida en esquemas impuestos desde la educación temprana donde aprendí a querer ‘más’ a mis padres y familia antes que a todo ser vivo por igual

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado aceptar el sistema en tales formas de valores a pesar de saber que estaba engañándome, puesto que mi sentido común no podía ver diferencia entre cuidar de una planta, no golpear una mesa, y considerar a mis padres y familiares como iguales – esto implica que he aceptado la perpetuidad de un sistema donde todo sentido común como el reconocimiento de quienes somos como igualdad de vida, es deliberadamente mermado y vejado en nombre de la jerarquía y el sistema de valores como punto de control energético, traducido en el actual sistema de valores para deliberadamente tener a unos ‘en el poder’ y a otros en el total olvido debido a no tener acceso alguno a una vida digna, limitándose a ser sujeto de ‘caridades’ y ‘buenas acciones’ que las personas con dinero hemos aceptado ‘dar’ para sentirnos bien con nosotros mismos sin darnos cuenta de que: su situación es nuestra directa responsabilidad por haber permitido y aceptado el actual sistema de abuso en el que existimos - esto implica que es nuestra total responsabilidad generar un sistema digno de vida para todos, puesto que yo como individuo y partícipe de esta realidad ‘como es’ he aceptado el hecho de que yo tenga la posibilidad de tener ‘más’ que otros sin cuestionarlo, sin llevarlo a un punto de sentido común donde las mismas leyes que nos han – aparentemente – ‘regido’ están siendo violadas desde el primer inciso.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado haberme creído ser una persona ‘de respeto’ porque ‘me apego a la ley’ siendo un ‘buen ciudadano’ sin darme cuenta que esta moralidad y lógica del sistema está diseñada para únicamente ocuparnos por satisfacer nuestro interés-egoísta de ‘estar bien con uno mismo’ y buscar ‘paz en mi mente’ al ser un ‘buen ciudadano,’ sin darme cuenta que tales definiciones únicamente pueden ser reales si se considera el apego a un sistema inherentemente corrupto y bipolar, como vil imagen y semejanza de la existencia y naturaleza de mi propia mente como un sistema de valores que busca siempre estar ‘a la alza’ y con ello, nublar de mi existencia todos los demás seres que coexisten en este planeta – no sólo seres humanos, sino animales, plantas y todos los denominados ‘recursos naturales’ que es la Tierra misma – todo en nombre de mi propia satisfacción, de sentirme bien y orgulloso de ser ‘un buen hombre/ mujer’ que esté destinado a una ‘vida plena,’ sin darme cuenta que tal vida es inexistente en el momento que he aceptado como condición primaria de vida ser un sistema de succión de energía en desconsideración de qué estoy realmente consumiendo para vivir, lo cual es evidente es la sustancia de vida que he transformado en mero combustible para una realidad que únicamente puede desarrollarse y ‘evolucionar’ como sistema de abuso, con mayor separación ya que veo y entiendo que el ‘divide y vencerás’ es la regla que he aceptado como verdadera ‘guía de vida/ existencia,’ ya que únicamente me ha importado satisfacer mis sentidos, tener un estómago satisfecho, un techo digno sobre mi cabeza y así, definir que ‘está todo bien en esta realidad.’

Me perdono a mí mismo el haberme permitido ya aceptado creer que en esta idea de ‘bienestar’ para mí mismo y los que me rodean, estaba de alguna manera contribuyendo a ‘un mundo mejor,’ sin darme cuenta que ese ‘mundo’ está limitado a una pequeña parte de la existencia que soy realmente, donde mi propio bienestar no puede existir sin estar encadenado y ser el resultado de aceptar la desigualdad como la verdadera ‘ley del sistema, ‘ ya que veo y entiendo que cualquier opulencia únicamente puede provenir de procesos de conquista sobre el ‘que no tiene,’ y que esa capacidad de tener/ no tener está determinada por mí mismo como copartícipe de una realidad que hemos denominado únicamente puede ‘caminar’ y ‘desarrollarse’ de acuerdo a la existencia de fondos suficientes para hacerlo, sin darme cuenta que tal dinero/ fondos son creados con base a mayor separación de quienes somos como uno mismo e iguales a la totalidad de cuanto existe – en esto totalmente ignorar un principio básico de la existencia ya que ‘este sistema es todo o que he sabido/ conocido’

Me perdono a mí mismo el haber dudado de mi capacidad para parar este sistema de remuneración dentro de mí mismo donde me creo ser un individuo ‘libre y soberano,’ sin darme cuenta que tal ‘libertad’ únicamente es posible en la medida que me permita ser y existir den un sistema basado en el abuso a la vida – por ende quien he sido realmente es no más que un sistema mecánico de succión de energía física para poder mantener ‘en pie’ mis ideales humanos de libertad e independencia, que son creado a imagen y semejanza del interés consumista con el cual he aceptado gestarme en y como desde el vientre materno.

Me comprometo a hacer visible el hecho de que las leyes, normas como ideales humanos No han existido en realidad en este mundo, puesto que toda idea de libertad, igualdad, fraternidad únicamente está delimitada y definida por la capacidad de adquisición/ dinero que tenga como individuo, donde tal libertad será directamente proporcional al dinero que tenga, a la nación donde viva, a la cultura donde haya nacido, a la familia, entorno/ comunidad que existe dentro de un sistema total de control mediante la imposición de la desigualdad a través de un sistema económico basado en el abuso de uno mismo en nombre de valorar a unos ‘más’ que otros – y en ello me comprometo a hacer visible que es nuestra responsabilidad como individuos el tomar responsabilidad por esta creación, por habernos regocijado en ideas agradables de libertad, fraternidad e igualdad sin haber existido en la totalidad de la realidad como una experiencia física y palpable para todo individuo vivo.

En esto me doy cuenta de que es fútil querer culpar a otros por el actual estado del sistema, puesto que es desde mi propio nacimiento/ emergencia como individuo en esta existencia que tal momento de separación surgió con un dejo de energía que se ha desarrollado hasta lo que somos ahora como un sistema de succión de energía para poder seguir existiendo en tal separación que fue generada en el momento de desear ser una ‘expresión individual’ en separación del todo – en esto es exponer cómo es que hemos aceptado un sistema donde el interés personal es la llave de la desigualdad que hemos aceptado en el nombre de libre albedrío/ libertad/ libre elección, cumpliendo mis deberes como parte de la maquinaria total dentro de un sistema de abuso.

Me comprometo a ser el punto que detenga como y dentro de mí mismo la participación en ideas de ser un ‘individuo libre y soberano’ puesto que ahora entiendo y veo que tal libertad está condicionada a un sistema de abuso de vida, donde la libertad de otros es inexistente por no tener acceso a los recursos que yo he denominado ‘derecho de vida,’ sin darme cuenta que tal derecho es inalcanzable para billones que coexisten conmigo en este planeta.

Me comprometo a reconocer que el único poder que realmente existe como la fisicalidad de cuanto soy reside en cada respiro de vida en el que existo como un individuo que utiliza el momento de vida para crear una forma sustentable de vida, para apoyarme a mí mismo a eliminar limitantes hacia mí mismo como construcciones mentales y hacia otros individuos en la realización de que: nadie será libre hasta que Todos seamos libre por igual.

Me comprometo a vivir la realización de que el poder únicamente puede existir en relaciones de igualdad entre todas las partes de este sistema – lo cual implica que toda idea de poder como ‘ser más que otro’ será erradicada como la ilusión que siempre ha sido, puesto que la igualdad no puede existir en forma de abuso alguno.

Me comprometo a mí mismo a vivir bajo un principio de vida donde mi quehacer esté alineado con respecto a la creación de un sistema de vida en igualdad, donde la realidad que soy pueda finalmente definirse como una verdadera hermandad/ fraternidad y donde la libertad sea una palabra viva correspondiente a la realización de que nadie es libre hasta que Todos seamos libres por igual.

 

Me comprometo a realizarme como vida dentro del marco de la implementación de un sistema de vida que sea sustentable como la realización de uno mismo en igualdad, tal es la implemetnación del Sistema Igualitario Monetario como forma única de continuar la existencia de nosotros seres humanos en esta Tierra de manera digna y realmente soberana, donde los derechos de vida no tengan que ser ya defendidos, sino únicamente reconocidos en su totalidad como quienes somos como uno mismo e igual y con ello, dar unos a otros cuanto necesitemos para finalmente poder vivir en paz.

 

DSC08793

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis