sábado, 12 de mayo de 2012

26. Ermitaño

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado definirme como una persona disociada de la realidad y actuar de una manera errática de manera deliberada para no tener que ser parte de toda la trama de socialización y aparentemente poder ‘apartarme’ de tener ‘algo que ver’ con los juegos obvios de alimentar relaciones vampíricas, donde en realidad lo único que estaba evadiendo era enfrentarme a mí mismo como individuo que es igualmente parte de esta realidad y de la cual soy igualmente responsable de cuanto existe hable o no hable, participe/ no participe en los procesos de relaciones sociales ya que entiendo y comprendo que el crearme una identidad de disociación es igualmente resistir a lo que denominé el ‘problema social’ de lo cual al apartarme únicamente alimenté mi propio ego como estar ‘por encima’ de los juegos sociales, sin darme cuenta de que yo mismo los avivo y genero al crearme como una personalidad que pueda escudarse/ apartarse de ello mismo, con esto

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado crearme como una personalidad en contraposición a lo que denominé ser ‘normal’ como una persona altamente sociable y partícipe de las actividades sociales en mi realidad, y pretender que esto me hacía ‘menos culpable’ por las obvias consecuencias que se crean en tal consentimiento de relaciones de conveniencia, apariencia e interés propio donde al yo decidir ‘no participar,’ únicamente me aparto del problema sin tomar las acciones necesarias para yo mismo parar el denominado ‘problema de las relaciones sociales de interés propio,’ ya que el apartarme es igualmente una forma de alimentar mi egoísmo, mi percibida superioridad sobre el resto de las personas y con esto únicamente definirme/ limitarme más a alimentar mi ego, puesto que ahora entiendo y comprendo que es en las relaciones donde puedo enfrentarme a mí mismo, conocerme y caminar un proceso de reflexión de todo juicio hacia otro trayéndolo de vuelta hacia mí mismo y ver ‘quién soy’ en las interacciones sociales.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generar una experiencia de aislamiento de las interacciones sociales y limitarme a pensar que de esta manera me mantenía ‘puro’ y sin ‘embrollos,’ sin darme cuenta que lo único que estaba haciendo es limitarme al no compartirme/ desarrollar la habilidad de comunicarme con otros incondicionalmente donde ahora veo y comprendo que mi aislamiento como forma de ‘rebelión a la sociedad,’ únicamente estaba basada en miedo a tener que enfrentarme a caminar lo que usualmente se experimenta cuando se vive en el mundo donde la vida misma existe en relaciones – por tanto ahora comprendo que el apartarme de relacionarme con otros es en sí por ego, por miedo a verme a mí mismo y tener que en realidad salir de mi caparazón y conocerme a mí mismo a través de darme la oportunidad de conocer a otros como seres humanos, no ya como relaciones de especialidad de familia, amigos, compañeros, sino como la realidad que cada ser humano representa de mí mismo como una parte de todo de quien soy.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generar una entropía como forma de ‘disociación’ de la realidad donde yo mismo creé y formulé mi propio desorden mental para mantenerme separado de la realidad de una manera consciente y deliberada, como forma de protección para no tener que crear relaciones sociales y así mantenerme detrás de mi fortaleza de un aparente ‘desorden mental’ y personalidad escurridiza donde lo único que estaba evadiendo era a verme a mí mismo en otros seres humanos y así, enfrentarme a la realidad.

M e perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado identificarme con la idea de caos y pensar que existe ‘algo’ que me define como caos donde me adentré a conocimiento e información totalmente irrelevante sobre la realidad física, donde únicamente alimenté un ego de ser un ente ‘especial’ y tener fascinaciones ‘especiales’ donde en algún momento tal vez todo ‘cobraría sentido,’ sin darme cuenta que lo único que cobré fue el costo de haber gastado respiros en embrollos mentales y fascinaciones fútiles que únicamente me mantuvieron entretenido por un tiempo de ‘búsqueda,’ sin darme cuenta que siempre he estado aquí, como uno mismo y que tal ‘búsqueda de mí mismo’ en conocimiento e información únicamente fue como apoyo al delirio mental de crearme como alguien ‘inusual’ y ‘especial’ que no podría ‘ser entendido fácilmente por otros.’

En esto me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado existir como la confusión mental de crear telarañas de conocimiento en el deseo máximo de crear una ‘verdad de quien soy’ a través del conocimiento e información con el cual podía ‘asociarme’ como ego, como personalidad que busca ser especial y único como todo otro ser humano que existe en los mismos deseos y que en esto, participé de igual forma a mantener y crear delirios humanos de ‘ser más’ que otros y querer ser ‘especial’ y ‘elegido’ para alguna misión divina en la Tierra.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que ‘no pertenezco a este mundo’ y creer que ‘me he equivocado de planeta’ porque aparentemente me es difícil relacionarme con otros seres humanos, sin darme cuenta que la única barrera que puede existir entre yo y otro ser vivo es mi propia mente, mis juicios de valor, mi conocimiento e información la cual he transformado como energía para mantener mi ego en pie y así, avivar mi propia idea de ser un individuo ‘no ordinario’ / ‘fuera de este mundo’ y esconder el hecho de que en realidad me sentía ‘bien’ al ser un disociado de la realidad, puesto que esto me permite ser ‘especial’ y tener un lugar/ nicho especial donde pueda existir como excéntrico de la sociedad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptar deliberadamente buscar tener gustos ‘raros’ y ‘especiales’ que fueran poco aceptables, comunes en la sociedad para alimentar así mi constante deseo de oponerme a lo que consideraba como ‘ordinario/ socialmente aceptable’ y en ello, generarme una idea más de ser ‘único e irrepetible’ ya que aparentemente ‘pocas personas son como yo,’ sin darme cuenta que en ello me convertí en la arrogancia completa de ser un sistema de conocimiento e información auto definido como incapaz de interactuar con todos por igual como defensa personal para no tener que enfrentarme a la realidad que yo mismo he creado por el simple hecho de existir y respirar el mismo oxígeno que todo ser vivo en este planeta.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado siempre contrariar a las opiniones públicas sobre lo que es aceptable y lo que no es aceptable, donde me creé una personalidad ‘opinionada’ donde cuanto dijera tenía que ‘ser así,’ y donde no aceptaba refutación alguna a cuanto tuviera que decir, puesto que aparentemente ‘siempre tenía la verdad/ la razón,’ generándome así una personalidad arrogante en la forma de exponer los puntos de vista sobre la realidad, lo cual ahora veo y comprendo puedo comunicar de una manera sensata y en sentido común donde cuanto hable sea en consideración de lo que es mejor para todos como uno mismo y no únicamente palabras que enarbolen mi ego.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado callarme y tener conversaciones mentales sobre lo que realmente observaba en la realidad sin externarlo dentro de la creencia de que ‘nadie lo entendería/ a nadie le importa’ y en ello únicamente proyectar mis propios juicios y limitantes hacia otros donde esto alimentó mi aislamiento y ensimismamiento por haber creído que daba igual hablar/ participar o no.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado sabotear toda oportunidad de expansión para comunicarme incondicionalmente con otros, ya que permití que mi ego de ‘a nadie le importa’ me mantuviera al margen de toda intención de comunicarme y así, ser mi propia barrera de comunicación al proyectar estos juicios sobre otros sin dirigirme simplemente a comunicarlo y así romper la ilusión del ego como barrera para establecer comunicación con otros.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que era tedioso y fastidioso tener que ‘explicarme a mí mismo’ sin darme cuenta que esto fue únicamente una idea que yo formé y alimenté para limitarme en mi expresión y mantener mis pensamientos como una religión propia a la cual únicamente ‘yo’ podía tener acceso, y así convertirme yo mismo como un vampiro que succiona la energía de la realidad para mantener mi propio santuario mental donde ‘yo’ soy el que dirijo, pongo las reglas y decido quién ser, cómo actuar, qué es bueno, malo y todo tipo de definiciones que únicamente me llevaron a separarme aún más de la realidad física que existe aquí, incondicionalmente y que no podrá ya tolerar más la separación de seres humanos como ‘entes especiales’ en la mente de cada uno, sino que estaremos aprendiendo a realmente coexistir como personas físicas y reales que puedan contar unos con otros al finalmente entender que únicamente saliendo de nuestra mente y comenzar a participar como un equipo/ grupo/ colectivo de vida es que podremos realizar los cambios necesarios en la realidad para apoyarnos a Vivir y no ya Huir unos de otros en una constante evasión social.

Me comprometo a establecer la comunicación primero conmigo mismo a través de escribir, aplicar el perdón a uno mismo y así trabajar sobre conocerme a mí mismo como los patrones y hábitos que me han separado de todo para así, caminar prácticamente la corrección de tales roles de separación y establecer en todo momento el sentido común en toda comunicación e interacción que tenga con otros individuos en mi realidad. Con ello es dedicarme a ser el punto de cambio de una división donde el ‘divide y vencerás’ pare conmigo mismo para ya no separarme de otros creyéndome ser más o menos, y así ser el punto vivo de igualdad en toda interacción social, donde ya no vea a una persona como los juicios en mi cabeza, sino como las personas de carne y hueso que son al igual que yo mismo.

Me comprometo a mí mismo a dirigirme para establecer comunicación con cualquier otro ser vivo de una manera abierta y sin obstáculos mentales en forma de juicios, conocimiento, información que es lo único que puede separarme de otros, y finalmente darme la oportunidad de ver y entender que yo soy el único responsable e haberme truncado y saboteado toda oportunidad de establecer una comunicación directa, abierta y en honestidad como uno mismo al entender que existo en un mundo basado en relaciones y que tratar de eximirme de tales relaciones es únicamente ego y separación.

Me comprometo a parar toda construcción, identidad y personalidad que he basado en un deseo de ‘salir’ / escapar de la sociedad mediante una deliberada evasión a la interacción estableciendo comunicación regular con las personas en mi mundo donde finalmente pueda verificar por mí mismo mi punto de aplicación sobre este perdón, estando consciente de todo chat mental que emerja al momento de interactuar para seguir trabajando conmigo mismo y finalmente despojar las capas que he utilizado para velarme de la realidad y de otros individuos y así, caminar prácticamente la solución sobre esta realidad, en consideración de que todo cuanto veo y toda persona con la cual interactúo somos uno mismo e igual en realidad.

Desteni

Desteni Español

Foro en Español

 

DSC03366

1 comentario:

ShareThis