sábado, 26 de mayo de 2012

33. El Amor como Ilusión

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que el amor existe en esta realidad, sin darme cuenta que siempre ha sido una serie de imágenes, sensaciones e ideas que he tenido en mi cabeza sobre algo que suena como ‘maravilloso’ pero que nunca ha sido posible vivirlo como una realidad para todo ser humano en igualdad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado aceptar la idea de amor como algo benéfico para un ser humano, sin darme la oportunidad de verificar cómo es que tal palabra es realmente usada en la vida cotidiana de los seres humanos.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar la palabra amor como un ‘gancho’ para poder embaucar a otras personas a caer sobre mi aparente ‘interés’ sobre ellos, cuando en realidad lo único que buscaba era aprobación, aceptación y una forma de sentirme ‘mejor’ conmigo mismo

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado utilizar el amor como excusa para ser posesivo hacia otras personas que pretendo ‘me pertenecen’ por una relación amorosa.

Me perdono a mí miso el haberme permitido y aceptado generar una experiencia ‘agradable’ acerca de la idea/ concepto de amor, sin darme cuenta que siempre simplemente fue tal cual: una experiencia energética que generé en mi cuerpo y que nunca tuvo un contexto real sobre la realidad de manera visible para otros mediante acciones que concordaran con mis aparentes ‘buenas intenciones’ hacia otros en el afán de ser remunerado con ‘amor’ al yo ‘dar amor,’ sin darme cuenta de que esto es una transacción más de ‘intercambio’ donde todo sigue teniendo un valor-de-cambio y no son acciones incondicionales basadas en la comprensión de ser uno mismo e iguales como la vida

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generar ideales sobre el amor basados en las películas, revistas, anuncios y demás medios que me indican el amor como una ‘pasión’ entre seres humanos que lleva un ‘éxtasis’ total, cuando en realidad únicamente he sido presa de perseguir aquello que es totalmente inalcanzable existir perpetuamente en, ya que simplemente han sido experiencias generadas en mi propia mente que he tratado de ‘empatar’ con la realidad, resultando siempre en un fraude del cual tengo que – después – sobreponerme para regresar del delirio mental que me provoqué al creer que el amor podría ser algo real.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado alimentar mis obsesiones sobre ‘amor’ basado en ideales de imágenes que he obtenido de mi realidad, de otras parejas, de amor de ‘familia’ entre padres e hijos y los medios, con lo cual me doy cuenta de que únicamente he vivido en un eterno deseo que es irrealizable, puesto que siempre estuvo valuado en imágenes que no tienen relación alguna con la realidad constante que existe aquí donde tal amor es virtualmente inexistente cuando existe tan sólo un ser humano sufriendo de hambre, de ser violentado y totalmente marginalizado de la sociedad, de la unicidad a la cual pertenece debido a las reglas de este sistema que he aceptado y perpetuado como ‘la realidad del mundo’ – en ello me doy cuenta de que la naturaleza del ser humano es de tapar el sol con un dedo, este dedo siendo el amor como la forma de evitar ver la verdad en todo su esplendor: que el amor es la falacia y el abuso más grande que existe en el mundo.

Me perdono a mí mismo por haberme permitido y aceptado participar en cualquier forma/ idea/ percepción de amor y comprometerme a mí mismo, mi total expresión incondicional en nombre de satisfacer tal IDEAL e imponerlo sobre la realidad sin importarme considerar qué o a quién tendría que usar para satisfacer tales ideales, lo cual prueba que únicamente busqué siempre la satisfacción individual y nunca realmente considerar la realidad de otros como punto en igualdad a uno mismo.

Me compometo a mí mismo el redefinir la palabra amor de manera que ya no sea más una bandera ‘blanca’ para no tomar responsabilidad por la realidad y creer que ‘todo se soluciona con amor,’ y demostrar que creer en dios y el amor es la misma falacia, ya que ninguno está manifestado como una realidad de unicidad e igualdad en este mundo.

Me comprometo a parar y caminar a través de un proceso de escribirme a mí mismo, de perdonarme y escribir el proceso correctivo para redefinir la palabra amor de manera que no sea ya una etiqueta más para escudarme de ver la realidad de nuestra creación, la cual existe en total polarización, negligencia, abuso y violencia tanto verbal como psicológica constantemente entre unos a otros y así exponer cómo es que el amor se ha utilizado para crear un sentimiento como reacción energética pasajera que únicamente deja una sensación de ‘querer más,’ tal como cualquier otra adicción inclyendo el azúcar que tanto está ligado al ‘amor’ y los ‘buenos sentimientos.’

Me comprometo a exponer cómo es que el amor existe como justificación al abuso de vida entre las relaciones donde la frase ‘por amor’ se utiliza para justificar todo tipo de crímenes, limitantes, imposiciones y deseos de control sobre la realidad, con ello confirmando que el amor es una palabra clave para mantener a las personas ocupadas buscando/ persiguiendo tal sentimiento para aparentemente estar ‘satisfecho’ con la vida, sin darnos cuenta que en ello estamos reduciendo la totalidad de quienes somos a una simple reacción química y física que hemos denominado ‘amor.’

Me comprometo a parar de utilizar esta palabra ‘amor’ hasta no haberla definido como una realidad que sea visible y tangible para todo ser humano en esta realidad, que únicamente puede existir como un sistema de apoyo a la vida incondicional para todo ser vivo en el planeta, incluyendo al reino animal y todos los llamados ‘recursos’ de la Tierra, que es la creación en su totalidad.

Me comprometo a hacer visible cómo el amor se utiliza para el consumismo de experiencias donde usualmente se asocia el uso de drogas, alcohol, productos, consumo de comida, productos como forma de ‘demostrar amor’ y con ello perpetuar el mismo sistema económico que hemos creado donde toda forma de ‘satisfacción’ es promovida a través de la compra y consumo de productos, así como del consumo de personas en la forma de relaciones donde lazos de especialidad generan ‘bonitos sentimientos’ que generan lazos adictivos y a la larga nocivos para cualquier intento de ecualización hacia todo como uno mismo.

Me comprometo a exponer de qué manera el amor es la palabra más abusada en la existencia y como tal, cómo es que ha sido la perfecta excusa para permanecer en la ignorancia de la realidad, exponer cómo se que ninguna ‘buena vibra’ cambiará al mundo, más que cada uno de nosotros tomando responsabilidad por nuestra propia mente y la manera en cómo hemos participado en crear esta idea de ‘amor’ como algo ‘benévolo’ cuando en realidad es malévolo hasta el tuétano buscar una satisfacción de establecer un lazo de especialidad con otras personas, ignorando la realidad que existe aquí como uno mismo e igual, como la vida, donde ningún lazo de especialidad puede existir.

Me comprometo a parar todo juicio hacia la palabra amor que obstruya la capacidad de verlo por lo lo que es : un concepto que requiere redefinirse para ser algo tangible en la realidad en nombre de la vida en igualdad y unicidad.

Desteni

Desteni Español

Foro en Español

3 comentarios:

  1. Gracias Marlen es un retrato hablado de todos aquellos que hemos participado del abuso en nombre del Amor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, María, estaremos explorando el tema del amor por la popularidad que tiene y los graves abusos que se permiten en el nombre del amor. Todos definitivamente hemos estado en este punto de una u otra forma, y es necesario pararnos a nosotros mismos de re-crear los mismos patrones de limitación de vida.

      Gracias por leer

      Eliminar
    2. Usamos la palabra 'amor' como el caramelo que se le dá a un niño , pero en efecto no ha sido más que eso un chute de azúcar en la sangre , no lo hemos vivido jamás como humanidad en Igualdad , Igualdad como Amor Incondicional como la Vida, hacia allí vamos caminando. En lo personal tengo más cuidado de en qué contextos acepto y permito la utilización de palabras como Amor o Vida , estoy presenciando en los úlitmos tiempos una total banalidad así como una profunda ignorancia entorno a ellas en el cómo se expresan (con la 'new age' le hacemos un flaco favor a la humanidad y a la Tierra) . Gracias Marlen y María

      Eliminar

ShareThis