viernes, 11 de mayo de 2012

El Inconforme e Inadaptado Social

 

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado definirme a mí mismo como ‘el inconforme’ que indica que estoy dentro de una definición creada para moldearme/ ajustarme a ser una aberración dentro de la conformidad en aras de crear conflicto como indicador de que ‘no me dejo/ estoy inconforme’ sin realmente ver que el origen de tal inconformidad únicamente crea más conflictos que soluciones

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado definirme a mí mismo como ‘inadaptado social’ como etiqueta de ‘inconforme,’ donde las relaciones que establezco con otras personas en mi mundo están basadas en apoyar la actitud de ‘inconformidad’ que existe como oposición al sistema, generar disturbios, generar guerra, generar conflictos que experimento como un reflejo de ‘cómo pienso la realidad’ como negativo, donde el conflicto, la batalla y la oposición buscan redimirse buscando el polo opuesto como ‘el cambio/ la revolución’ mediante un proceso de conflicto, oposición y batalla donde lo único que hago es confirmar que esta realidad, tal como la regeneración del sistema monetario, únicamente puede llegar a su ‘punto climático’ de experiencia donde existen ganadores y donde existen perdedores, siendo como inconforme el punto que desata una diatriba, una guerra, una oposición SIN reconocer que uno mismo es el origen de todo conflicto y problema existente en la actual realidad, el cual no tiene origen únicamente en un ‘partido político,’ en un mandatario, en una corporación, en una autoridad religiosa, sino que es la manifestación misma de quien y qué he sido como individuo que se ha separado de uno mismo buscando siempre el beneficio propio –en esto

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado definirme como ‘inconforme’ de acuerdo a buscar un aparente ‘bien común’ mediante la oposición, la guerra, el no alinearse a las reglas del sistema sin darme cuenta que en el momento en el que pienso en contra de otros, es únicamente alimentar la guerra contra mí mismo – por ende es vital entender que toda guerra, toda oposición, toda búsqueda de revancha y aparente ‘solución’ con fines comunes de bienestar No puede existir en el momento en el que existo con tan solo un juicio hacia otros, culpándoles de cuanto percibo ‘me han hecho daño,’ sin darme cuenta que en toda relación de abuso, se requiere de 2 para bailar tango – metafóricamente hablando.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generarme esta etiqueta de separación social como ‘el inconforme’ con respecto al haber buscado una forma de victimizarme y con ello proteger ‘mis intereses’ y disfrazarlos de un interés común, puesto que es claro que al momento de crear e instigar una guerra, lucha y batalla, únicamente genero más separación y problemas en lugar de realmente ser parte de la solución, siendo esta: Tomar Responsabilidad por mí mismo en todo momento, donde todo juicio que externe a quienes creo y percibo ‘tienen la culpa, ‘ lo devuelvo a mí mismo para ver cómo es que yo mismo estoy permitiendo y aceptando tal juicio dentro de mí mismo y que lo vivo de igual manera al separarme del reconocimiento de que toda persona, todo ser, todo individuo en esta realidad es en realidad únicamente yo mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generarme una idea de superioridad conjuntamente con la victimización como manera de ‘protesta al sistema,’ sin darme cuenta que yo soy ese sistema en su totalidad, que soy igualmente responsable a todas las partes que coexisten como uno mismo e igual donde ‘mi verdad’ se ha opuesto a la de otros, puesto que no me he permitido ver que Yo soy el que ha manifestado, aceptado y permitido el actual sistema de abuso como ‘forma de gobierno/ modelo de vida,’ sin darme cuenta que en todo momento que lo opongo, en realidad únicamente avivo la guerra y conflicto interno que existe primero conmigo mismo hacia quien soy como individuo en esta realidad, donde he optado por la ‘salida fácil’ de culpara a otros, de juzgarlos y oponerlos sin darme cuenta que todo ello es únicamente perpetuar la separación, el juicio y la abdicación de responsabilidad que es el proceso en sí que he hecho a un lado e ignorado como la verdadera causa de la realidad actual en la cual vivimos, donde la vida es abusada en nombre del sistema de dios como dinero.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado crearme como el ‘inadaptado,’ para ser deliberadamente un ‘error’ en el sistema, sin darme cuenta que al generarme como un punto de oposición a la realidad en la que existo, únicamente estoy definiéndome, creándome y convirtiéndome en la verdadera manifestación del polo opuesto del sistema que en lugar de cambiarlo dentro y como yo mismo, lo afirmo al ser su más fiel oposición. En esto me perdono a mí mismo el no haberme dado cuenta de que esta realidad funciona alimentándose del mismo conflicto que yo mismo genero dentro de mí y como auto-declarada ‘oposición al sistema,’ lo cual indica que soy parte de la función que permite invariablemente la continuación del sistema de abuso a la vida, sin proporcionar solución alguna real para Parar de participar en el mismo sistema, en lugar de continuar oponiéndolo y haciéndome sentir ‘mejor’ por ello.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que ser un ‘inconforme’ es mejor que ser un ‘conformista,’ sin darme cuenta que ambos polos representan el mismo punto de aceptación/ negación al sistema con respecto a ‘quien soy’/ como me defino como individuo que entonces no representa un cambio real alguno, sino únicamente el polo opuesto necesario para mantener la realidad generando el eterno conflicto que es requerido para regenerar al sistema, ya que ‘el sistema,’ funciona como una máquina de succión de energía de la Tierra que es transformada en dinero que es el punto último y superior por lo cual todas las luchas y guerras se generan.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que al ser un ‘inadaptado social,’ estaba haciendo un ‘hoyo’ en el sistema para eventualmente ‘derrocarlo,’ sin darme cuenta que únicamente estaba existiendo como el ‘combustible necesario’ para mantener el sistema en pie. Esto es debido a la ignorancia en la que había existido sobre el funcionamiento de la realidad como un sistema energético que alimenta los deseos de poder en los individuos para satisfacer la oposición y lucha necesaria para mantener la ‘estabilidad’ que ahora conocemos como una élite que gobierna y el resto de la población que no tiene ‘todo el poder.’ Con esto me doy cuenta de que la única y real solución es la igualdad de vida como sistema y modelo económico, político y social,, donde toda oposición y todo establecimiento sea ecualizado en relaciones de igualdad, ya que el dinero no tendrá ya más el poder ficticio de ser ‘más’ que la vida misma.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado generar un ‘orgullo’ dentro de mí mismo por ser un ‘inadaptado/ inconforme,’ ya que con ello creía que podría ser realmente el punto de ‘cambio’ que el sistema requiere, sin darme cuenta que las revoluciones, los levantamientos y las guerras únicamente han servido al sistema que genera/ diseña tales ‘guerras’ y ‘crisis’ con fines de regenerar la economía y así, al contrario de todo ‘bien común, ‘ se alinean los intereses para polarizar más a la sociedad –esto es como efecto del funcionamiento real del sistema donde: entre más conflicto = mayor polarización/ mayor separación de un punto y existencia de igualdad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado haber participado en movimientos de ‘inconformidad,’ donde ignoré que esto únicamente implica ‘argumentar por mis limitantes,’ en lugar de ser el punto que tome responsabilidad por parar toda forma de limitación que había visto como ‘inamovible’ para yo mismo ser el punto de cambio que esta realidad requiere.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado sentirme identificado con individuos ‘revolucionarios’ sin darme cuenta de que en realidad toda revolución únicamente sirvió para ajustar al sistema a un grado mayor de control y poder, ya que ignoraba cómo es que realmente funciona el sistema que se alimenta de las revoluciones, del conflicto que genero desde y dentro de mí mismo como una constante lucha interna que externalizo y a la cual me uno a manera de grupos/ movimientos/ anti-tesis de aquello que he juzgado como ‘el problema,’ sin darme cuenta de que el único problema real soy yo mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que podría ser parte de un cambio en este mundo basado en la inconformidad, en la protesta, en la exaltación de la injusticia, sin darme cuenta de que esto se convirtió en una forma de crear toda una personalidad donde la idea de poder como ‘yo mismo’ se convirtió en el ‘sentido de mi vida,’ sin darme cuenta de que al existir como tal oposición/ inconformidad, únicamente alimentaba más el problema sin ser yo mismo la solución la cual implica Parar Toda Oposición/ todo Juicio/ toda delegación de poder hacia tan sólo pensar ‘en contra/ en oposición’ de otros, sin considerar que todo cuanto existe aquí soy yo mismo y que la única solución es dejar de participar yo mismo en representar el polo negativo necesario para mantener lo positivo como poder/ dinero/ riqueza para ‘otros’ que son yo mismo.

Me doy cuenta que al igual que todos soy copartícipe y co-autor de la actual realidad de total negligencia a la vida, donde el ser un inconforme/ ser la oposición me permitió banalizar mi propia realidad en nombre ‘retomar el poder,’ sin darme cuenta o importarme las consecuencias de tales acciones sobre el resto de la existencia, ya que he vivido únicamente enfocado a como ‘yo me siento’ en la realidad, y en ello no considerar que una guerra, una revolución, una batalla genera más conflicto y destrucción que solución y reconciliación.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado ser la ‘carne de cañón’ para generar guerras donde aparentemente el ‘honor de mi pueblo’ podría limpiarse, sin darme cuenta que toda guerra, todo conflicto conlleva muerte, destrucción y un retroceso en cualquier intento de paz y reconciliación – en ello me doy cuenta de que toda empatía y afiliación a grupos de ‘insurrección,’ únicamente representaron un interés propio de auto-definirme como ‘inconforme’/ ‘opositor’/ insurrecto sin darme cuenta que lo único que me importaba es tomar la salida fácil de no tener que ser yo mismo el punto de cambio y de toma de responsabilidad sobre la realidad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que siendo un ‘inconforme’ podría generar un cambio sustancial en la realidad, sin darme cuenta que lo único que buscaba era ‘desbancar a otros del poder,’ para obtener yo ese poder y dejar a otros fuera de la ecuación, lo cual implica que toda ‘lucha de clases’ fue realmente la esencia del combustible necesario para mantener el sistema en pie, lo cual me hace ver y entender que toda oposición únicamente puede reafirmar/ confirmar/ envilecer la separación que causó el conflicto en primera instancia.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado convertirme deliberadamente en una ‘oposición’ al sistema donde la rabia, el enojo, el descontento y la frustración que experimenté dentro de mí mismo la canalicé junto con otras personas que se sintieron de la misma manera para así, aseverar que ‘estoy en lo correcto/ esta es la vía de cambio,’ sin tener la más mínima idea ni plan de acción correctiva que considerase a la totalidad de la realidad como el punto a ‘cambiar,’ lo cual ahora veo, comprendo y entiendo no puede venir de ‘unos cuantos’ como grupo de oposición, sino que implica un proceso de entendimiento sobre la responsabilidad que cada uno guardamos en esta realidad, por el simple hecho de existir aquí y con ello, primero caminar el proceso donde retomo mi propio poder que no es otro más que el utilizar cada respiro de vida para VIVIR y no para mantenerme en una constante lucha interna como ‘opositor/ detractor/ crítico’ del sistema sin proponerme a mí mismo ser el punto de cambio y tomar responsabilidad por mi propia vida, por mi propia mente.

Me comprometo a parar todo conflicto interno que me lleve a delegar mi responsabilidad en forma de culpa hacia otros, donde la idea de ‘insurrección’ no vuelva a cruzar mi mente ya que entiendo y comprendo que toda forma de oposición, de movimiento anti-tético hacia aquello que culpo como ‘el origen del problema,’ no causa más que mayor separación de yo mismo ser el punto de cambio en mi existencia.

Me comprometo a parar toda participación en grupos de oposición, del lucha, de antagonismo social ya que ahora entiendo y comprendo que ‘oponerme al sistema’ es únicamente avivarlo/ darle más leña al fuego donde yo como individuo sumado a otros ‘inconformes’ me genero una careta de victimización donde toda responsabilidad era ignorada ya que había culpado a otros por lo que yo mismo permití y acepté existiera en mi realidad.

Me comprometo a exponer cómo es que toda revolución no ha creado un cambio real, y que toda idea de poder generar un ‘nuevo sistema,’ a través de la ‘toma del poder’ por medios de conflicto, oposición, guerra, toma de estado, únicamente llevarán a mayor conflicto/ destrucción y separación – ya que ahora entiendo y comprendo que un poder real que sea benéfico para todos por igual, únicamente puede estar basado y fundado en la implementación del Sistema Igualitario Monetario  que permita que las relaciones de interdependencia en el sistema, sean ecualizadas como la vida misma, que no tiene precio y que no puede ser ya abusada más en nombre de sistemas capitalistas/ poder ficticio numérico sobre lo físico.

Me comprometo a exponer a todo activismo social como fútil ya que entiendo que la creación de conciencia No requiere de una oposición, de una lucha contra otros, sino que consiste en probarme a mí mismo que soy capaz de parar el mecanismo mismo de conflicto interno que es mi propia mente que es el verdadero origen de todo problema social, político y económico, puesto que es un sistema energético que requiere de abuso, de polarización y oposición para seguir existiendo.

Me comprometo ser el punto de cambio que demuestre que no es necesario oponerse al sistema para cambiarlo ya que entiendo y comprendo la manera real, viable y factible de parar todo abuso en el sistema, es implementando un sistema de ecualización de relaciones sociales donde el dinero no sea ya un objeto de poder, sino un medio de acceso otorgado por igual para obtener los recursos y medios necesarios para dignificar la vida de todo ser humano y ser vivo en esta realidad.

Me comprometo a exponer por qué el dinero es un sistema de creencia ficticio, no distinto a la idea de dios todopoderoso sobre esta realidad. En esto exponer las consecuencias de haber aceptado y permitido tal sistema de valores en separación de la vida misma como el origen del problema en la realidad, en el sistema, donde yo mismo y cada uno accedimos a participar en el nombre de la búsqueda de la felicidad, bienestar y satisfacción propia sin considerar a todos los demás como igualmente acreedores de los derechos de vida en igualdad.

Me comprometo a exponer por qué es únicamente factible el cambio a nivel individual y exponer por qué un cambio a nivel del sistema podrá ser posible cuando trabajemos como individuos tomando responsabilidad de nuestra realidad y trabajando juntos como grupo.

Me comprometo a exponer cómo es que el conflicto en esta realidad es generado por cada uno de nosotros individualmente, manifestando así la realidad de conflicto y oposición mediante la participación en nuestros propios pensamientos  y emociones en búsqueda de la gloria personal.

Desteni

Desteni Español

Foro en Español

Guerra

 

Vlogs:

1 comentario:

ShareThis