martes, 12 de junio de 2012

40. La Tele Atrofia, pero más Mi Mente

 

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado creer que el entretenimiento tiene que tener forzosamente un punto de ‘doble sentido’ y ‘malicia’ para que ‘pegue’ y con ello, como espectador haber formado las nuevas condiciones de lo que es entretenimiento donde sexo, dinero y emociones como rivalidad y competencia son igualmente promovidos, a la par de promover sentimientos como amor, alegría y sueños de ‘riqueza instantánea’ que son promovidos en programas de televisión, novelas, comerciales, noticieros y toda clase de información que ha estado basada únicamente para seguir apoyando al mismo sistema de conflicto, de competencia, de polarización, de ‘malos entendidos’ ya que esto se ha convertido en lugar de ser un espacio informativo para mejorar a la comunidad/ sociedad, en un circo de entretenimiento en lo cual todo respecto e integridad humana son literalmente inexistentes.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado educarme con la televisión, con los medios, con la alarma, con los noticieros que generan atención exponiendo casos sin tener Nunca una postura de integridad humana que promueva soluciones, sino que únicamente se limitan a ‘informar’ y que esto lo he aceptado como una debida ‘imparcialidad’ y hasta denominarla como ‘transparencia informativa’ donde no se toman una postura decidida por crear conflictos con los intereses que mantienen en pie toda la industria de radio/ televisión y con ello, ahora entiendo que nunca podría ver una real propuesta de cambio en tv / medio de comunicación pagado, ya que SIEMPRE los intereses serán antepuestos a la Vida misa.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado la explicación de mis padres de que son medios pagados por las corporaciones y que deben ‘acatar sus órdenes’ para filtrar información y no decir ‘toda la verdad,’ y con ello únicamente sentirme ‘menos que la industria de la televisión e información,’ creándome entonces como ‘lo opuesto’ a ello y negando su existencia totalmente, al grado de no ver televisión nacional en lo absoluto, lo cual me ha hecho un gran ‘hueco’ en consideración de qué es lo que millones de personas en este país están siendo alimentados de día a día al ver cualesquiera de los programas de televisión nacional – y también internacional, ya que no es únicamente este país el único con industria de radio y televisión fundada por corporaciones y personas de la ‘élite,’ por tanto, reconozco que el alejarme de los medios nacionales es evadir mi realidad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado asquearme de cualquier programa que tenga que ver con entretenimiento nacional, habiéndome dedicado a verbalmente vomitarlo y generarme una experiencia interna de total insatisfacción y enojo, sin darme cuenta primero cómo es que al reaccionar únicamente me convertí en una ferviente ‘anti-televisión nacional’ sin cuestionar que esto es lo que Millones de personas se alimentan de día a día – y que ello no es algo de nutrición como información relevante y de apoyo para la vida cotidiana, sino total chatarra informativa mental que embauca más a las personas a un ciclo vicioso de consumo, el cual es un proceso similar a cualquier otra adicción de droga, puesto que lo que genera tal ‘adicción’ al consumo, no es lo consumido únicamente, sino la constante necesidad de tener, consumir y engullir con el propósito de satisfacer tal ‘vacío’ que he creído tengo/ soy, como resultado de haber creído que todo cuanto me mostraba a la televisión como ser un ser miserable que requería una relación para existir era cierto.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado educarme a través de la televisión donde adquirí estándares del mundo americano desde que comencé a entender inglés y con ello, formar la gran parte de mi personalidad como un contexto que basé en los shows de televisión y canal de música en inglés como base de mi día a día, lo cual explica la razón por la cual la televisión nacional y programas nacional no formaron parte de mi vida – lo cual implica que fue muy elitista mi vida ya que la opción de ver tales canales que yo vi únicamente existe si tienes dinero para tener televisión de paga – y con ello, aseguré mi decisión de ‘no tener nada que ver con la televisión nacional’ como una forma de arraigado malinchismo que, posteriormente, traté de enmendar sin éxito alguno ya que me di cuenta que todas las culturas están igualmente cortadas por la misma tijera = igualmente impregnadas de la misma jodida naturaleza humana que hemos permitido y aceptado exista como un parásito a la vida misma, donde x ó y funcionan como iguales catalizadores para embaucarnos más y más en el embrutecimiento que cualquier forma de entretenimiento genera al ser ‘consumido’ sin la menor consciencia de uno mismo.

Reconozco que es posible ver entretenimiento y estar consciente de mí mismo, de mis pensamientos, de mi chat mental y reacciones y así, apoyarme a caminar este proceso para ver quién soy en relación a lo que consumo en la televisión, en los medios en todo momento – con ello aclarando que no es ‘negar’ a la televisión y satanizarla, sino utilizarla como un medio de referencia para ver qué está siendo alimentado a la población, cómo es que yo me relaciono con ello, cómo reacciono, qué es lo que ‘emerge’ dentro de mí al ver la televisión y así, apoyarme y asistirme en mi proceso para no permanecer en constante ‘pugna’ hacia los medios, sino darme cuenta y entender que aunque ‘YO’ no lo vea, existen Millones de personas que sí lo hacen y que es mi responsabilidad también entender cómo funciona para posteriormente, generar una nueva forma de informar, entretener y comunicar de una manera óptima en beneficio común, en la consideración y entendimiento del gran alcance y poder de ‘convocatoria’ que tales medios poseen, lo cual los hace unas grandes herramientas para promover el valor de la vida en y cuando el mundo ya no esté ensombrecido por los intereses sobre la vida dentro del Sistema Igualitario Monetario.

Me comprometo a mí mismo a parar toda reacción que usualmente genero hacia los ‘medios’ y en específico a los canales de televisión abierta para dejar de juzgar y en su lugar, ver qué es lo que me hace reaccionar: escribirlo, perdonarlo y caminar el proceso práctico para entender que también es parte de este mundo el ver cómo crearemos una nueva forma de hacer televisión y de informar en un mundo donde las noticias no sean ya un ‘show de entretenimiento para crear “ratings”’ sino que sean espacios de comunicación, interacción e información de beneficio común y en consideración de aquello que sea de real utilidad para los miembros de la comunidad/ sociedad.

 

Me comprometo a investigar cómo es que mi vida ha sido definitivamente influenciada por la televisión con la cual crecí como ‘fiel amiga’ por largas horas al día, justificándolo con la idea de ‘soy buena estudiante, no me afecta ver tele’ sin darme cuenta de que me estaba afectando en todos los demás aspectos no relativos al colegio y en ello, reconocer y abrir el hecho de que he sido una ‘víctima’ del televisor como influencia de gran peso en el proceso de  formación de mi ‘personalidad/ ego.’

 

Me comprometo a parar todo juicio que haya creado hacia las personas que ‘aún’ vean tales programas – en su lugar puedo entablar una comunicación y hacer ver que es mucho más ‘sano’ el establecer comunicación entre familias/ compañeros de casa/ cohabitantes en un espacio, en lugar de únicamente estar ‘viendo la tele’ como sustituto de real comunicación e interacción entre seres humanos.

Me comprometo a explicar y compartir con otras personas por qué es que veo que la televisión por ahora no es algo de apoyo para la sociedad y con ello, en lugar de enfurecerme de que alguien cercano a mí esté ‘viendo la tele,’ puea hacerles ver y entender mi actual observación hacia los medios y así compartir el sentido común de los cambios que son necesarios en nuestro mundo para asegurarnos de parar la creación del consumismo televisivo como la primera religión a niveles mundiales en la humanidad. Con ello, es darme cuenta que toda forma de queja puede ser transformada en un momento donde detengo toda reacción, respiro y me doy la oportunidad de establecer una comunicación real con otras personas y así, darme a mí mismo el espacio para compartir cuanto ahora veo y entiendo, hablándolo de manera ecuánime sin necesidad de alterarme al exponer tales puntos.

Me comprometo a crear un sistema de vida donde los medios no sean ya auspiciados por los mismos sectores de ganancia, ya que no podrá existir ya la ganancia como propósito para la creación de industrias / productos/ servicios y toda la mercadotecnia alrededor de ello, y así establecer una nueva forma de informar, entretener y recrear a la población/ comunidad de espectadores con material que sea útil y práctico sobre la Fisicalidad de la vida que somos, que ciertamente es todo un universo de conocimiento inexplorado hasta ahora.

 

Me comprometo a hacer saber y reconocer en mí el valor único que existe que es la vida y con ello, me comprometo a parar de participar innecesariamente en mi mente que es la que únicamente funciona para ser copartícipe e interactuar a nivel de emociones, sentimientos y demás reacciones mentales con respecto a la información consumida en los medios, sin darme cuenta que toda participación en mi mente desde la perspectiva de crear ‘experiencias’ en mí, es igualmente un cáncer en la existencia de mi propio cuerpo físico, done uso la sustancia de vida para únicamente transformarla en ‘energía’ para poder ‘sentir’  y creer que ‘estoy vivo’ al experimentar cualquier emoción y sentimiento, lo cual es parte del lavado de cerebro que había aceptado como ‘una realidad’ impulsada por los medios.

 

Desteni

Desteni Español

Foro en Español

Sistema Igualitario Monetario 

 

Me watching TV

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis